29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
16 de diciembre de 2019

Retiran las imputaciones en la Carioca contra el exsubdelegado del Gobierno en Lugo y contra un excomisario

Otero dice que cuando tenga "todos los elementos" estudiará si se querella contra Pilar de Lara y descarta retornar a la política

LUGO, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El exsubdelegado del Gobierno en Lugo Jesús Otero ha dejado atrás, según sus propias palabras, "diez años de calvario", después de que la jueza Pilar de Lara haya retirado las imputaciones contra él en la Operación Carioca, que investiga redes de prostitución en Lugo, causa por la que también ha dejado de estar investigado el excomisario Maximino Losada.

"Fueron diez años de calvario, sobre todo cuando tienes la seguridad absoluta y la conciencia tranquila porque sabes que no hiciste absolutamente nada. Pero no es que lo sepas, sino que eso es lo que dice el sumario desde el minuto uno", se queja Otero.

Con esta imputación, el también exalcalde de Monterroso vio cercenada su carrera política, que diez años después ya no piensa en recuperar, aunque el auto emitido por Pilar de Lara decreta el sobreseimiento libre en lo relativo a Otero, sobre el cual apunta que no se han encontrado pruebas en su contra.

Otero ha confesado que ahora, tras el auto que levanta su imputación, convive con esa "doble sensación" de "por un lado satisfacción y por otro cabreo".

POSIBLES ACCIONES CONTRA LA JUEZA

En cuanto a posibles acciones contra la jueza, el exsubdelegado del Gobierno en Lugo ha advertido que "hay (en Lugo) un grupo de agraviados". "Somos unos cuantos y todos tuvimos que sufrir un tipo de instrucción que debería de estar desterrada de las actuaciones judiciales", ha criticado.

"Digo esto yo, que creo en la justicia, que creo que en Lugo, y lo mantengo, porque lo sufrí y lo viví, tenemos una extraordinaria justicia, tenemos una extraordinaria sala de lo penal en la Audiencia, una extraordinaria sala de lo civil y tenemos unos extraordinarios jueces. Pero como en todos los colectivos, siempre hay alguna manzana podrida que acaba tirando por la borda la buena labor y acaba trasladando a la opinión pública un concepto de lo que es la justicia que no se parece en nada a lo que tiene que ser", ha relatado.

Otero ha sugerido que "los órganos del poder judicial tenían que ser los más interesados en desterrar este tipo de actuaciones". "Las tenemos que sufrir ciudadanos que no tenemos nada que ver con estos asuntos que se nos quieren echar encima por cuestiones en las que no quiero entrar", se ha quejado.

Seguidamente ha admitido que "aún" no ha leído "con detenimiento el auto". "Todavía no me he reunido con los abogados, tampoco hablé con otra gente que está como yo, y me acuerdo ahora de Fernando Blanco (exconselleiro en el bipartito con el BNG), y una vez que tenga todos los elementos vamos a valorar la querella (contra la jueza)", ha expuesto.

En la actualidad Otero presume de abuelo y jubilado y en cuanto a su carrera política, concluye que "no hay marcha atrás". "Yo no quería entrar en ese tema, pero alguien salió de caza y vio una pieza mayor, tiró a herir porque a matar no dieron. Pero sí que tiraron a herir y causaron un daño, no solo a mí, sino a toda la ciudadanía, porque sufrieron, vieron, y se dieron cuenta de que, a veces, si levantas la cabeza siempre hay alguien dispuesto a bajártela", ha concluido.

Para leer más