22 de marzo de 2019
  • Jueves, 21 de Marzo
  • 6 de enero de 2008

    Rodríguez no descarta ocupar algún cargo en la Xunta en la próxima legislatura gallega si se reedita el bipartito

    Defiende su labor en el Congreso al lograr que Galicia "dejase de pasar desapercibida" y pone en valor la colaboración con Zapatero

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

    El portavoz del BNG en Congreso, Francisco Rodríguez, reafirmó hoy su intención de dedicarse a la vida orgánica de la formación frentista al menos durante los dos años y medio que, teóricamente, quedan para la celebración de elecciones autonómicas. No obstante, no descartó acceder al Gobierno gallego si, tras esos comicios, se reedita una coalición con el PSdeG.

    "Piensa el ladrón que todos son de su condición", replicó en una entrevista a RNE recogida por Europa Press, frente a los rumores que lo situaban a su vuelta de Madrid en una de las consellerías dirigidas por los nacionalistas.

    Rodríguez, que tras 12 años en las Cortes no volverá a presentarse en marzo, explicó que sólo ocuparía un cargo en la Administración autonómica si se considerase mejor preparado que otras personas. Además, ratificó que tampoco concurrirá en las listas del Bloque al Parlamento gallego.

    Así, reivindicó la importancia de los políticos que desempeñan puestos dentro de las organizaciones, pese a que "son menos visibles para la sociedad". "Un cargo orgánico tiene a medio y largo plazo una importancia mucho mayor que la de un diputado", reflexionó. Por ello, aclaró que seguirá desempeñando su puesto en la Executiva Nacional, en la que es secretario de Formación, al margen de trabajar en el ámbito cultural y de volver a la docencia.

    PREVILEGIOS.

    Con todo, se mostró satisfecho por sus años en las Cortes y consideró logrado el objetivo de introducir los problemas gallegos en el debate parlamentario del Estado. "Antes --de 1996-- Galicia pasaba desapercibida", aseguró y lo contrapuso a que ahora el PP, en regiones como Asturias o Murcia, "empieza a decir que es la gran privilegiada" del actual Gobierno.

    En este sentido, rechazó las acusaciones de "esa especie de egoísmo según el que por culpa de los nacionalistas gallegos empieza a ser como Cataluña o Euskadi". De este modo, señaló que los presupuestos de los tres últimos años "ya no discriminan" a la comunidad pero recalcó que se trata de "mera justicia" y no de prerrogativas.

    Por ello, destacó "la utilidad del BNG" en la política estatal y citó varias cuestiones --como la retrasmisión de las televisiones portuguesas en territorio gallego o cambios en materia sociolaboral-- "que el PSOE por sí mismo no asumiría". De hecho, consideró que esa colaboración con el Gobierno será percibida de manera positiva por el electorado.

    LEALTAD.

    Así, comentó que el Ejecutivo central, con su presidente, José Luis Rodríguez Zapatero a la cabeza, "tomó buena nota" de que el nacionalismo gallego es "leal y cuando promete una cosa la cumple", a pesar de que "no es nada condescendiente con cómo el Estado trata al país". Frente a este actitud, definió como "terrible" la legislatura en la que el 'popular' José María Aznar ostentó la mayoría absoluta. Al despedirse del entrevistador, Rodríguez aprovechó para desear a la delegación de Radio Nacional de España en Galicia "futuro y que amplíe su programación". No en vano, en sus años de diputado presentó varias iniciativas para que los espacios hechos desde la comunidad y en gallego contasen con más minutos.