18 de noviembre de 2019
  • Domingo, 17 de Noviembre
  • Sábado, 16 de Noviembre
  • 22 de septiembre de 2008

    Rural.- Ganaderos derraman en Lugo 25.000 litros de leche portuguesa que se dirigían a una industria láctea gallega

    La protesta, apoyada por Xóvenes Agricultores, Unións Agrarias y Sindicato Labrego, reclamó "un precio digno" para la leche gallega

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Un grupo de ganaderos gallegos derramaron esta mañana en la salida de la autovía a Madrid, en la localidad lucense de Outeiro de Rei, un total de 25.000 litros de leche procedente de Portugal que era trasladado en un camión cisterna de la empresa lusa 'A Fornecedora' con destino a la planta de Corporación Peñasanta --de la que forma parte la lechera Larsa--.

    La protesta, apoyada por los sindicatos Asaja-Xóvenes Agricultores (XX.AA.), Unións Agrarias (UU.AA.) y Sindicato Labrego Galego (SLG), se acompañó de pancartas que reclamaban "un precio digno" para la leche gallega.

    Según informó en declaraciones a Europa Press el secretario xeral de Asaja-Xóvenes Agricultores, Francisco Bello, este acto se inscribe dentro de las protestas de los ganaderos gallegos ante las "constantes amenazas" de rebajar los precios de recogida de leche por parte de las industrias lácteas gallegas basándose en criterios "falsos y de mala fe".

    Francisco Bello señaló que las asociaciones ganaderas se sienten "en la obligación de denunciar ante la opinión pública" que "mientras las industrias amenazan" a los ganaderos con bajar el precio de la leche o dejar de recogerla, "son ellos mismos por detrás los que compran leche procedente de Francia o Portugal".

    El secretario xeral de Asaja criticó además la "desfachatez" de las industrias lácteas que se escudan en que "supuestamente tienen los almacenes llenos y bajó la demanda" para volver a reducir los precios en otoño, "algo que no ha ocurrido nunca".

    Así, Francisco Bello señaló que los ganaderos gallegos "no son partidarios" de actos como el de esta mañana, pero "es la única forma de hacer visible este fraude" por parte de las industrias lácteas y de la Administración, "que es cómplice por subvencionar a unas empresas que después se surten con leche no gallega".

    Además, Bello subrayó la importancia de que las industrias se "sienten a negociar" con los ganaderos, que mantendrán una reunión con la comisión de seguimiento de los contratos homologados lácteos el miércoles. "Si la industria no se sienta a negociar, seguiremos con este tipo de acciones", sentenció.

    UNIÓNS AGRARIAS

    Por su parte, el sindicato Unións Agrarias enmarcó esta protesta en las acciones contra "los abusos de las industrias sobre el trabajo de los productores de leche" y aseguró que este tipo de prácticas "están asfixiando a los ganaderos gallegos" y "desequilibrando el mercado interno".

    "La industria no tiene ningún tipo de escrúpulo en dejar de recoger leche de Galicia, mientras que sí la recoge sin ningún tipo de reparo en países como Portugal y, sobre todo, Francia", señaló Unións Agrarias.

    El sindicato criticó además la entrada en España de excedentes de leche de países "con una producción superior al consumo y con un precio inferior" al español y reivindicó el derecho de los consumidores a "conocer la procedencia de la leche que se consume".

    SINDICATO LABREGO

    Asimismo, el responsable de sectores ganaderos del Sindicato Labrego Galego, Javier Gómez Santiso, explicó a Europa Press que es "lógico" que exista importación que en un estado deficitario en producción de leche en relación a su consumo como es España, pero criticó que se empleen "los precios más bajos de la leche importada para fijar el precio para los ganaderos gallegos".

    Para Javier Gómez, las industrias lácteas "están importando más leche" de la necesaria para cubrir el déficit con el objetivo "de desestabilizar el sector y bajar los precios" de compra. "Nunca se bajaron los precios en otoño, que es un mes clásico de subida de precios", criticó Gómez Santiso, "y este año se anuncian rebajas en el precio y además se baten récords de importación".

    Además, el responsable de sectores ganaderos del SLG calificó de "dudosos" los controles de calidad a los que se somete la leche importada y denunció que la mayor parte de la leche importada "procede de Francia y no de Portugal".