29 de noviembre de 2020
25 de junio de 2007

La Sala Yago de Santiago cerrará sus puertas este mes y organiza para el miércoles una fiesta de despedida

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Sala Yago de Santiago cerrará sus puertas a finales de este mes, después de unos diez años de actividades vinculadas al teatro, los títeres y cine en versión original. Los gestores de este proyecto cultural, con sede un edificio de la Rúa do Vilar del Casco Histórico, han organizado para el miércoles una fiesta de despedida.

Este emblemático espacio cultural de la capital gallega, que empezó su trabajo en favor de las artes escénicas en 1997, cerrará sus puertas a finales de este mes de junio, ya que una sentencia judicial obliga a los gestores teatrales a dejar el local ante el empeño de sus propietarios de recuperarlo y su negativa a hacer una oferta de venta a los inquilinos. No obstante, el inmueble está catalogado con usos socioculturales.

Concluida la programación de la Sala Yago, los gestores del proyecto han "invitado" a todos los ciudadanos a "divertirse y pasar el último día" de este espacio en una fiesta de despedida que se prepara para este miércoles, a partir de las 21.00 horas.

La actriz Luma Gómez, integrante del equipo de gestión de la sala --junto a Jorge Rey, Carmen Domech, Eduardo Alonso y Luis González-- manifestó hace unos días que inicialmente el proyecto vinculado a la Sala Yago "no seguirá, porque no tienen otro sitio". "Termina aquí", aseguró vinculando el proyecto al propio edificio situado en el Casco Histórico y señaló que este proyecto "no es posible" llevarlo a otra ubicación. Puntualizó que "de pensar en hacer algo sería otro proyecto nuevo, este termina con el propio espacio".

Indicó que entiende que este espacio, situado en pleno Casco Histórico de Santiago, "se rentabilizó todo lo posible", ya que durante siete días a la semana hubo representaciones por la mañana y por la tarde. "Nunca estuvo cerrada físicamente ni tampoco a proyectos y propuestas del teatro gallego y de fuera ni a la Red de Teatros Alternativos", aseguró la actriz y gestora.

Luma Gómez admitió que "echarán en falta" a la Sala Yago, un espacio en Santiago que calificó de "emblemático", pero asumió que esta iniciativa "termina aquí". No obstante, apuntó que las personas que están detrás de este proyecto "seguirán haciendo teatro, títeres y todas aquellas cosas relacionadas con estas actividades, pero fuera de la Sala Yago".