26 de mayo de 2020
28 de marzo de 2020

Sanidade espera para este domingo 500.000 mascarillas y prevé que esta semana lleguen "varios millones" más

La Xunta estudia convertir la DomusVi de Barreiro, en Vigo, en la tercera residencia integrada para mayores con coronavirus

Sanidade espera para este domingo 500.000 mascarillas y prevé que esta semana lleguen "varios millones" más
Conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña - RADIO GALEGA - ARCHIVO

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, ha avanzado que está prevista para este domingo la llegada a Galicia de unas 500.000 mascarillas de las "más de 10 millones" en total que lleva compradas la Xunta. Así, estima que esta próxima semana la Comunidad reciba "varios millones" de unidades.

En una entrevista concedida este sábado a la Radio Galega, recogida por Europa Press, el conselleiro ha valorado que estas remesas darán "un respiro" al Servizo Galego de Saúde (Sergas) en la lucha contra el coronavirus, si bien las compras las realizan "con una planificación no a 15 días, sino a tres o cuatro meses".

No obstante, ha explicado que la Administración sigue "abriendo canales" en el mercado para atender la "prioridad" de proteger a los profesionales. Al respecto del resto de material protector, Vázquez Almuiña ha reconocido que del Estado llegan "cantidades muy pequeñas".

En este sentido, ha apelado a ver "lo positivo" de la actual crisis sanitaria, ya que la Xunta está ratificando "acuerdos con empresas gallegas del textil y del sector de la fabricación de otros productos" para proveerse de material sanitario y "no depender de un mercado internacional complejo".

Preguntado sobre cuándo podrían estar disponibles estas unidades, el conselleiro ha estimado que "en breve". "De hecho, (las empresas) fueron muy ágiles en este cambio de producción y creo que en esta próxima semana podremos ver batas ya fabricadas aquí en Galicia", ha calculado.

No en vano, Vázquez Almuiña ha asegurado que la Xunta "fue muy previsora" en las adquisiciones "desde el primer momento", ya que "al día siguiente del primer caso" de COVID-19 en Galicia, "ya estaba llevando al Consello la compra de material".

LOS TEST Y "LA PRESIÓN" DEL MERCADO

Acerca de los test, tras la polémica de la devolución por parte del Gobierno estatal de casi 650.000 pruebas rápidas defectuosas, Vázquez Almuiña ha secundado la postura del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, al comprender que "la presión" en el mercado sanitario "afecta a todo el mundo", ya que tanto España como la Comunidad gallega compiten "con auténticas potencias" internacionales.

"Es cierto que hay muchísimas dificultades para verificar y lo importante es que haya un sistema público de salud que pueda valorar los productos que se pueden comprar para que lleguen a los ciudadanos en la mejor situación posible", ha dicho, para seguidamente garantizar que el Ejecutivo gallego "busca en todo momento facilitar y mejorar la calidad asistencial".

Eso sí, el titular de Sanidade ha esgrimido que los test conseguidos "hasta ahora" son "gracias a la labor de sus equipos". "Hay un anuncio del Ministerio de que van a llegar reactivos de forma masiva en los próximos días, pero por el momento estamos tratando de hacerlo a través de nuestros canales habituales de compra esperando ese refuerzo a nivel nacional", ha proseguido.

Sobre si Galicia cuenta con un 'stock' suficiente, el conselleiro ha admitido que van "salvando día a día", pero que "pese a las dificultades" las siete áreas sanitarias cuentan con laboratorios para efectuar los test. "La única limitación que hay son los reactivos, que lleguen", ha apostillado, ya que son "difíciles de conseguir en el mercado internacional".

Y es que, según sus palabras, la Xunta considera que "el mejor modelo" es el coreano en cuanto a que se haga el mayor número de pruebas posibles. De este modo, ha asegurado que si hubiese más reactivos "posiblemente se duplicarían" los test realizados.

HASTA 600 CAMAS DE UCI

Asimismo, Vázquez Almuiña ha relatado que un grupo de expertos "recomendó incrementar" las plazas de UCI pero "no porque no hubiese plazas suficientes", ya que --ha ejemplificado-- estas unidades "pasaron todas las pruebas" de las epidemias de la gripe de los últimos años.

Así, ha explicado que de los 166 puestos de UCI de los que dispone el Sergas "en una situación normal", la intención es "llegar a los 600" reconvirtiendo unidades de reanimación, quirófanos y contando con las instalaciones de hospitales privados. No obstante, ha matizado que esta voluntad de ampliar las camas es para "tener un colchón amplio", no porque los números indiquen que vayan a llegar a 600 los pacientes en cuidados intensivos.

De ello se ha servido para estimar que, si "el pico del número total de casos" en la Comunidad será "en torno a la primera o segunda semana de abril", la mayor presión asistencial en hospitalización llegará "seguramente una o dos semanas después". "Y unos días después --entre la segunda quincena de abril y mayo-- la mayor ocupación en UCI, que es lo que más nos preocupa", ha añadido.

RESIDENCIAS INTEGRADAS

Sobre la incidencia del COVID-19 entre los usuarios de residencias de mayores, uno de los puntos calientes de la pandemia en toda España --con casi 150 afectados en Galicia, según las últimas cifras de la Consellería de Política Social--, Vázquez Almuiña ha garantizado que Sanidade "está visitando todos" estos centros y marcando a este colectivo como "prioritario" en la realización de test.

Ante el previsible crecimiento de los contagios en asilos, el conselleiro ha confirmado que se estudia la residencia privada DomusVi Barreiro, en Vigo, como la tercera "residencia integrada" de Galicia --tras las ya habilitadas en Santiago y en Baños de Molgas (Ourense)-- a la que se trasladarán los ancianos que den positivo y que precisan "un seguimiento especial".

Eso sí, ha matizado que los que sean destinados a estos centros serán residentes que han contraído el virus "pero que no tienen síntomas importantes", porque de ser así "lógicamente estarían ingresados en un hospital".

Además, ha reconocido que la dotación de más residencias integradas "está sobre la mesa" y que "alguna otra ciudad podría tener también este recurso". Eso sí, "a día de hoy", con las tres ya mencionadas, "podría ser suficiente".

Sobre trabajadores de centros de mayores con coronavirus, ha dicho que una solución "valorable" si son "asintomáticos" es el propio aislamiento con los pacientes positivos, "porque evidentemente entre ellos no hay ningún riesgo de contagio".

EL CONFINAMIENTO, "ESENCIAL"

Justo en el fin de semana que se cumplen 15 días del confinamiento y de la declaración del estado de alarma, el conselleiro de Sanidade califica como "esenciales" estas medidas restrictivas para que la repercusión del COVID-19 en la sociedad sea menor.

Pero cree que todavía "es difícil" saber si están dando resultados sobre la curva. "En los próximos días vamos a seguir haciendo estudios", ha subrayado el conselleiro de Sanidade.

Para leer más