14 de agosto de 2020
3 de julio de 2020

Sanidade insta a los alcaldes de A Mariña a controlar el cumplimiento de las medidas y estos piden recursos

La Xunta insta a sancionar "si es necesario" y Viveiro, vigilar la celebración de la ABAU y garantizar el derecho a voto

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consellería de Sanidade ha instado este viernes a los alcaldes de A Mariña, ante el brote con 59 casos positivos detectados, a que velen por el cumplimiento de las medidas de "control, vigilancia y limpieza" establecidas por la crisis sanitaria de la COVID-19. Por su parte, los regidores han pedido a la Xunta información "puntual" y una refuerzo de la comunicación sobre la evolución de los casos, además de los suficientes recursos económicos y humanos para poder garantizar el seguimiento.

El Sergas ha mantenido una reunión telemática con los regidores de los municipios de Foz, Burela, Xove, Ribadeo, Cervo y Viveiro para incidir en la vigilancia y "el cumplimiento de las medidas de control y vigilancia establecidas a casa de la COVID-19" y "fortalecer la prevención de contagios en la comarca".

No obstante, no han abordado de momento ninguna actuación extraordinaria más allá de "garantizar el cumplimiento de las medidas higienico-sanitarias establecidas por la irrupción del coronavirus", aunque los regidores han pedido recursos y que se atiendan circunstancias específicas, como la celebración de la ABAU en Viveiro que congregará a cerca de 300 jóvenes de los institutos de la comarca.

Sanidade ha recordado, en términos generales, la necesidad de cumplir las medidas de higiene y prevención en las actividades públicas o el control del aforo de los establecimientos. "Todas ellas deben respetarse para contribuir al mantenimiento de la distancia interpersonal de seguridad y así evitar las aglomeraciones de clientes o usuarios".

Es por ello que desde el Gobierno gallego se ha insistido a los alcaldes en que reforzar la vigilancia y aplicar sanciones, en caso de ser necesario. "Ante la necesidad de garantizar la protección de la salud de la población, las autoridades sanitarias, entre las que se incluyen los alcaldes, podrán, tras ser informada su población, incoar expedientes sancionadores, en el caso de incumplirse las normas de prevención establecidas".

MÁS COMUNICACIÓN

Los municipios piden información y recursos suficientes. El alcalde de Foz, Francisco Cajoto, ha insistido, en declaraciones a Europa Press, que en la reunión se ha pedido a Sanidade información actualizada de personas contagiadas y confinadas por ayuntamientos y se le ha reclamado a la Xunta que "tome el liderazgo" ante el brote en A Mariña.

Desde Cervo, Alfonso Villares ha llamado a "estar alerta" para garantizar el cumplimiento de las medidas de seguridad y ha pedido comunicación fluida "entre la Consellería" y la administración local. Del mismo modo se reforzará la información a lo vecinos, pero "sin crear una alarma innecesaria". "Los vecinos tienen que saber que estamos hablando de salud y a nadie se nos escapa que no se puede mirar para otro lado", ha advertido, para asegurar que se vigilará por "el cumplimiento estricto de las normas" que están vigentes para el día a día.

Asimismo, ha indicado Cajoto, han reivindicado "recursos materiales y personales para apoyar a las administraciones locales, que soportan el mayor esfuerzo", aunque no se han planteado "medidas adicionales".

Para Cajoto "hace falta mayor coordinación de las fuerzas de seguridad"; Guardia Civil, Policía Local y Policía Autonómica; así como Inspección Laboral, para "ver si se cumplen las medidas". Además, ha manifestado que "se necesitan medidas y los siguientes pasos a adoptar" con respecto a este brote con 59 positivos y unas "600 personas confinadas", ha puntualizado.

"PEDIMOS MÁS PRESENCIA DE LA XUNTA"

Este regidor ha comentado que, como les han emplazado a próximas reuniones el martes y viernes próximo, están a la espera de conocer medidas "en función de la evolución" de este brote, para las que han trasladado el apoyo de los ayuntamientos. "Pedimos un poco más de presencia a la Xunta, que no se nos traslade toda la responsabilidad a nosotros", ha sentenciado.

Al respecto, el alcalde de Xove, José Demetrio Salgueiro, ha ratificado que los regidores han solicitado "información puntual y frecuente" sobre la evolución del brote y que han incidido en "concienciar a la población" para "aumentar lo máximo posible y extremar las medidas" de prevención, como el uso de mascarilla.

La regidora de Viveiro, María Loureiro, ha explicado que desde la Xunta se defiende que los brotes están "controlados" y se pide a los regidores "que extremen la vigilancia", pero ha recordado que es algo que llevan haciendo con medidas de seguridad y control incluso "por encima de sus posibilidades" desde el 14 de marzo.

En este sentido, demandaron "datos más concretos" a la administración para conocer "el grado de propagación" del brote y la evolución de su afectación, pero que de momento no se ha valorado adoptar ningún refuerzo a mayores del uso de mascarilla, el lavado de manos frecuente y la distancia de seguridad.

VIGILAR LA ABAU

Viveiro, además, representa un caso especial respecto al resto de municipios, puesto que acogerá parte de las pruebas de selectividad entre el martes y el jueves de la próxima semana, con unos 305 alumnos de los institutos de las cercanías.

Es por ello que la alcaldesa está haciendo un "seguimiento" especial y está a la espera de si el Gobierno gallego decide adoptar "medidas extraordinarias" para reforzar la seguridad durante estos exámenes, a mayores del protocolo establecido por Educación y las diversas obligaciones de prevención individual. En todo caso, ha llamado a "no bajar la guardia" pero a mantener la "tranquilidad" a los vecinos, para no alarmar a la población.

GARANTIZAR EL DERECHO A VOTO

Uno de los temas ausentes en el encuentro de este viernes ha situación en la que quedan las personas que no van a poder ir a votar el próximo 12 de julio. La regidora de Viveiro ha considerado que "hay que hacer algo" a mayores del protocolo publicado en el Diario Oficial de Galicia, porque hay personas "que no van a poder ir a votar", con 59 casos positivos y unas 600 personas confinadas en toda la comarca de A Mariña.

De momento, los regidores han adaptado los recintos en los que situarán las mesas electorales según los parámetros indicados por la Administración gallega, pero la situación que viven estos municipios dejará a varios ciudadanos sin poder acudir a sus colegios.

"Entiendo que, evidentemente, deberá garantizarse", ha insistido la alcaldesa, quien ha confiado en que el Gobierno gallego se dirija "estos días" a los municipios para aportar directrices de cara a la "gente que no pueda ejercer este derecho", sobre todo después de cerrarse el plazo para solicitar el voto por correo esta misma semana.

CASOS SOSPECHOSOS

Sanidade ha recordado que las personas que sean consideradas como un caso sospechoso de infección por COVID-19, ya estén pendientes de los resultados de pruebas diagnósticas, o bien sean casos positivos confirmados, "deberán seguir las indicaciones de aislamiento o cuarentena que le sean señaladas desde los dispositivos asistenciales o desde salud pública, sin poder abandonar su domicilio o lugar de aislamiento, excepto autorización expresa del servicio sanitario".

En el encuentro telemático de este viernes se han reunido los alcaldes de Xove, Foz, Burela, Ribadeo, Cervo y Viveiro con el gerente del Sergas, Antonio Fernández-Campa; el director xeral de Saúde Pública, Andrés Paz-Ares; y el director xeral de Asistencia Sanitaria, Jorge Aboal, junto, entre otros, a responsables del área sanitaria de Lugo.

Para leer más