15 de noviembre de 2019
18 de octubre de 2019

Santiago bonificará hasta el 95% del IBI a empresas que se instalen en la ciudad y creen empleo indefinido

Las ordenanzas fiscales del 2020, que bajan impuestos en inmuebles rústicos, saldrán adelante con el voto favorable de Compostela Aberta

Santiago bonificará hasta el 95% del IBI a empresas que se instalen en la ciudad y creen empleo indefinido
Pazo de Raxoi, sede del Ayuntamiento de SantiagoEUROPA PRESS - ARCHIVO

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Santiago implantará en 2020 una bonificación de hasta el 95% en el impuesto de bienes inmuebles (IBI), en el impuesto sobre actividades económicas (IAE) y el impuesto sobre construcciones, instalaciones y obras (ICIO) para empresas que se instalen en la ciudad y creen "empleo indefinido y de calidad".

Así lo ha explicado la concejala de Hacienda, Marta Abal, durante una rueda de prensa tras la aprobación del proyecto de ordenanzas fiscales por parte de la junta de gobierno local. Para su aprobación definitiva en un pleno municipal previsto para la última semana de octubre, contará con el voto favorable del grupo de Compostela Aberta, tal y como ya ha anunciado su portavoz, el exalcalde Martiño Noriega.

En este sentido, la edila ha valorado que estos incentivos buscan la "implantación" de entidades empresariales y la "ampliación" de las ya existentes. Se tratan de bonificaciones fiscales "ligadas a la creación de empleo" y que tendrán un período de carencia de tres años.

Esta medida, tal y como ha indicado Abal a preguntas de los medios de comunicación, "no va enfocada a grandes empresas sino a pequeñas y medianas (pymes)". "Si viene una grandísima empresa y cumple los requisitos, pues estupendo", ha matizado a continuación.

Además, las bonificaciones previstas para las nuevas empresas serán "más ventajosas" para las del sector de la biotecnología y la madera, de forma que el período de carencia tanto del IBI como del IAE se amplía a cinco años.

BAJA EL IBI EN INMUEBLES RÚSTICOS

En cuanto al IBI, sufrirá una reducción del 0,51% al 0,48% en bienes inmuebles de carácter rústico, mientras que los de naturaleza urbana no residencial lo verán aumentado del 0,54% al 0,55%. Abal ha explicado que el motivo es "redistribuir" la presión fiscal "en beneficio" de las áreas rurales.

Ello implicará, de acuerdo con sus cifras, una bajada de 76.000 euros en los ingresos provenientes de los inmuebles rústicos y una subida de 112.000 euros en los urbanos no residenciales. No obstante, para estos últimos se prevé un 95% de bonificación si se trata de entidades de derecho público para apoyar "el comercio, la industria, los servicios y la navegación". Por tanto, "lo comido por lo servido", ha resumido la concejala.

En cuanto al IAE, se modifica la bonificación en el impulso del empleo indefinido --del 15% al 20%; del 30% al 35%; y del 45% al 50%--, además de incluir una nueva que para empresas situadas en los polígonos que empleen y produzcan energías renovables y tengan un plan de transporte colectivo.

Asimismo, en el ICIO se incrementarán del 30% al 50% las bonificaciones para la construcción de viviendas de protección autonómica y del 50% al 70% en las obras de adaptación de infraestructuras a las necesidades de personas con discapacidad.

El resto de las modificaciones de las ordenanzas, que la concejala ha calificado de "ajustes", incluye entre otros asuntos un incremento de los tramos de la deuda a partir de los cuales se deben presentar garantías de pago y la reducción de tres a dos las entidades bancarias ante las cuales se podrá justificar la imposibilidad de obtener un aval.

INCENTIVOS A LOS ALQUILERES

Preguntada sobre medidas para incentivar los alquileres de larga duración frente a los pisos turísticos, Marta Abal ha respondido que "en estos momentos no se ha analizado" bonificar los arrendamientos de viviendas vacías.

Eso sí, ha recordado que el IBI "ya contempla" cargas específicas para los pisos vacíos. Sin embargo, esta medida tiene una difícil aplicación debido a que el concepto de 'vivienda vacía' debe "establecerse mediante ley sectorial, estatal o autonómica", fuera de las competencias de las instituciones municipales.

En definitiva, la edila socialista ha celebrado el "entendimiento" que hubo con "todos los grupos" de la oposición, si bien ha admitido que la postura "más cercana" para elaborar el proyecto de ordenanzas fiscales del 2020 ha sido con Compostela Aberta.

Insistiendo en la postura marcada en reiteradas ocasiones por el alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, Abal ha subrayado que el Ayuntamiento "no se puede permitir" una reducción "drástica" de los ingresos en dos millones de euros como la que proponía el PP. No obstante todo ello, se ha mostrado cauta de cara a las negociaciones con los otros grupos para los presupuestos locales de 2020: "No puedo mojarme tanto".

VOTO FAVORABLE DE COMPOSTELA ABERTA

Tras la rueda de prensa de la concejala de Hacienda, el exalcalde y portavoz de Compostela Aberta, Martiño Noriega, ha comparecido para anunciar su voto favorable a estas ordenanzas por considerarlas "continuistas" a las líneas de su mandato. "Sabemos que son menos ambiciosas de lo que tendríamos hecho nosotros, pero recoge la práctica totalidad de nuestra propuesta", se ha congratulado.

Para Noriega, la "buena receptividad" que mostró el gobierno local en diferentes encuentros, a través de los concejales Marta Abal y Gumersindo Guinarte, para incorporar "el 80% o el 90%" de las propuestas de CA fue también "motivo más que suficiente" para dar el 'sí' al proyecto, a pesar de que con su abstención ya era suficiente.

En este contexto, Compostela Aberta ha celebrado medidas como la rebaja del IBI en inmuebles de naturaleza rústica y el aumento en los urbanos no residenciales, puesto que "va en la línea de mejorar la progresividad fiscal y de garantizar el nivel de ingresos del Ayuntamiento rebajando la presión fiscal en sectores más vulnerables".

No obstante ese "entendimiento" con el PSOE, Noriega no se ha aventurado a decir si las relaciones entre ambos grupos continuarán de esta forma para sacar adelante las cuentas locales del 2020. "Si nos llaman, iremos a escuchar", ha adelantado, no sin antes criticar que el diálogo de las ordenanzas fiscales fue "la primera vez que se estableció una vía de interlocución con CA".

Contador

Lo más leído en Galicia