14 de noviembre de 2019
  • Miércoles, 13 de Noviembre
  • 16 de octubre de 2019

    Sinaí Giménez pide perdón y acepta un año de cárcel por la agresión a dos guardias civiles y a un abogado

    Un acuerdo con la Fiscalía reduce la condena tanto a Sinaí como a varios de sus familiares

    Sinaí Giménez pide perdón y acepta un año de cárcel por la agresión a dos guardias civiles y a un abogado
    Marino Giménez (1i) y Saul Giménez, hemanos de Sinaí Gimenez (con camiseta roja) y miembros del clan de los Morones, en el banquillo durante el juicio por una reyerta entre los clanes gitanos de los Morones y los Zamoranos (ocurrida el 16 de octubre de 2BEATRIZ CISCAR - EUROPA PRESS

    PONTEVEDRA, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El conocido como 'rey de los gitanos de Galicia', Sinaí Giménez, ha pedido "perdón" y ha aceptado un año de cárcel y el pago de una multa por la agresión a dos guardias civiles y a un abogado ocurrida frente a los juzgados de Tui (Pontevedra) en 2014.

    De este modo, el Juzgado de lo Penal número 1 de Pontevedra ha resuelto mediante un acuerdo de conformidad alcanzado entre la Fiscalía y las partes el juicio por este suceso en el que estaban acusados Sinaí Giménez y otras cinco personas, la mayoría familiares suyos.

    En la sesión, Sinaí Giménez ha comparecido por videoconferencia desde el Centro Penitenciario de Villabona, en Asturias, donde se encuentra encarcelado. A través de este sistema, ha pedido perdón por el altercado provocado en los exteriores de los juzgados de Tui en abril de 2014.

    La petición inicial de penas oscilaba entre el año y medio y los seis años y medio de prisión, pero en virtud de este acuerdo se han visto sensiblemente reducidas.

    PENAS

    Así, Sinaí Giménez ha reconocido los hechos y ha aceptado una condena de un año de prisión por dos delitos de atentado contra agente de la autoridad en concurso ideal, uno de ellos, con un delito de lesiones. Además, le imponen seis meses de multa a razón de 8 euros al día y deberá indemnizar con 9.000 euros al abogado lesionado y con 2.000 a los agentes heridos.

    "Pido disculpas por todo lo ocurrido esos días", ha dicho Sinaí Giménez. "Lo más pronto posible repararé y pagaré", se ha comprometido Giménez, que ha recordado que, en el momento de los hehcos, no tenía antecedentes penales oir lo que pidió conmutar penas de prisión por multas o trabajos a la comunidad.

    Por su parte, su hermana Consuelo y su sobrina Deborah también han sido condenadas a las penas de un año de prisión por obstrucción a la justicia. Con todo, les retiraron la acusación por un delito de atentado contra agente de la autoridad. Igualmente les imponen seis meses de multa a 8 euros al día.

    En cuanto a su hermano, Saúl Giménez, le imponen seis meses de prisión, siendo absuelto su otro hermano Marino. Por su parte, no se presentó en los juzgados Juan Paulo, quien permanece en búsqueda y captura por su presunta participación en un tiroteo en una fiesta de pedida de mano en O Porriño (Pontevedra).

    HECHOS

    Los hechos que se juzgaron tuvieron lugar el 30 de abril de 2014 en los exteriores del edificio de los juzgados de Tui tras la puesta en libertad con cargos un agente de la Guardia Civil y un agente forestal que habían sido detenidos por un intento de ajuste de cuentas en la casa de Olegario Giménez, patriarca del clan conocido como los "Morones".

    El escrito de acusación de la Fiscalía relata que aquel día los acusados amenazaron a los guardias civiles que formaban parte del dispositivo de seguridad y después agredieron al letrado y a dos agentes siguiendo las órdenes de Juan Paulo.

    Contador

    Lo más leído en Galicia