20 de agosto de 2019
  • Lunes, 19 de Agosto
  • 6 de septiembre de 2018

    El sindicato CESM asegura que la incorporación de médicos anunciada por Feijóo será con "contrataciones en precario"

    El sindicato CESM asegura que la incorporación de médicos anunciada por Feijóo será con "contrataciones en precario"
    PIXABAY - ARCHIVO

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

    La Confederación Española de Sindicatos Médicos (CESM) en Galicia ha reclamado al presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que "marque un itinerario claro a sus colaboradores" para que se refuerce "de una vez por todas la Atención Primaria" y ha denunciado que la incorporación de médicos que anunció este martes responde a un "tipo de contrataciones en precario".

    El secretario general de CESM en Galicia, Antonio Otero, a través de un comunicado, ha exigido además que "se acabe con la precariedad laboral que sufren los médicos de familia de la Sanidad Pública en Galicia", ante "la sobrecarga de trabajo con intersustituciones y prolongación de jornadas" que, añade, "se están convirtiendo en algo habitual".

    En este sentido, califica de "auténtica propaganda electoral" el anuncio realizado por Feijóo sobre la incorporación de 98 médicos de familia y le acusa de "no decir" que se "trata de un tipo de contrataciones en precario, que se van encadenando año tras año".

    En algunos casos, agrega, la situación actual es la de "contratados que terminaron la especialidad incluso antes de 2012 y continúan sin su plaza estable".

    Antonio Otero ha puntualizado que con "estos parches" no se resuelve el "problema estructural" que arrastra la Atención Primaria en Galicia "desde hace más de una década" y que "reiteradamente" ha denunciado la asociación, sobre todo, ante los "colapsos en períodos críticos como pueden ser los de las vacaciones o las campañas de gripe".

    El portavoz del sindicato sostiene que para resolver la actual problemática sería preciso crear nuevas plazas que fortalezcan la Atención Primaria y optimizar el Sistema Sanitario en su conjunto, ya que "con uan dotación adecuada de los Centros de Salud se reducen considerablemente las consultas hospitalarias" y, en consecuencia, el "coste del conjunto de la Sanidad Pública".

    Antonio Otero reclama, además, una gestión "acertada y equitativa" en la distribución de médicos, para evitar "los agravios que existen en la actualidad" y que estima que se producen en la mayor parte de los Centros de Salud.

    CENTRO DE SALUD DE ARES: "5 CONSULTAS Y SOLO 3 MÉDICOS"

    El responsable en Galicia de CESM tacha de "inadmisible" que la Xunta priorice la apertura de "consultas vacías" sobre la creación de nuevas plazas de médico de familia, y pone como ejemplo la situación de Ares, en donde asegura que existen 5 consultas de medicina general y solo 3 médicos de familia, "sin que esté prevista la contratación de ninguno más".

    Ante esto, CESM recuerda que defiende la creación de nuevos equipamientos e infraestructuras en el Sistema Público de Salud, así como la dotación instrumental "más innovadora y adecuada", pero de forma paralela a la dotación de personal.

    Así, advierte que "sería triste" que no haya profesionales para atender las consultas y que manejen los equipos "más sofisticados del mercado". "Si importante es la dotación de bienes materiales, mucho más lo son los recursos humanos", ha añadido.

    Además, el sindicato matiza la valoración de la Xunta sobre el último Barómetro Sanitario de 2017. Otero incide en que pese a que el 90% de los gallegos están satisfechos con "la atención que reciben de los médicos de familia de la Sanidad Pública", no lo están "con la atención que ofrece el Sergas, como se atribuye Sanidade".

    Por eso, alaban la "profesionalidad y esfuerzo" de los facultativos, que tienen "que doblar turnos y atender hasta 70 pacientes al día" en algunos casos.

    Cuenstión diferente, concluye, es la "nefasta gestión" de la dirección del Sergas, que está "logrando" que los médicos de familia "se marchen a otras comunidades" o a la sanidad privada ante las "deplorables condiciones de trabajo en Atención Primaria".