7 de diciembre de 2019
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 10 de julio de 2014

    Negociación para poner fin a la huelga de basuras en Lugo

    Los representantes de los trabajadores aseguran que harán "todo el esfuerzo posible para que se cierre definitivamente el conflicto"

    Negociación para poner fin a la huelga de basuras en Lugo
    EUROPA PRESS

       LUGO, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

       La secretaria de la Federación de Servicios de la CIG, Carmen Antas, confía en que este jueves finalmente se ponga fin a la huelga de la basura en la ciudad de Lugo, un mes después de iniciado el paro de trabajadores de Urbaser con el trasfondo de la negociación colectiva para este año y el próximo.

       A las 13,00 horas de este jueves volverán las partes a reunirse en el Gran Hotel, con la mediación del Consello Galego de Relacións Laborais tras el encuentro que mantuvieron el jueves por la tarde y que se prolongó hasta avanzada la medianoche.

       Antas ha valorado "positivamente" la mediación de Benigno Sánchez, que evitó que el miércoles se volvieran a romper las negociaciones y que se pudiera avanzar en la reunión, "con la propuesta de cinco líneas de trabajo que estableció el mediador".

       La reunión de este jueves, para la representante sindical, puede ser definitiva para alcanzar un acuerdo y poner fin a un paro que se inició el pasado nueve de junio. "Nosotros vamos con esa expectativa a la mesa de negociación", ha subrayado.

       De sellarse el acuerdo, según ha indicado, que "llevará aparejado, y así está hablado, la eliminación de todo régimen disciplinario que la empresa aplicó durante el conflicto", y así se contemplaría la readmisión de los once representantes del comité de empresa que fueron despedidos y la retirada de las sanciones a otros 66 trabajadores, de una plantilla de 139.

    "TODO EL ESFUERZO POSIBLE"

       Además, comportaría "la retirada por ambas partes de las demandas que colateralmente se hicieron por la empresa y por los trabajadores". "En esa línea vamos, en la idea de hacer todos el esfuerzo posible para que se cierre definitivamente el conflicto pero no depende de una parte sino que depende de las dos partes", ha indicado.

       Antas ha recordado que la propuesta del mediador "contempla la subida del IPC real para todos los años de vigencia, a mayores de unas cantidades lineales para cada uno de los años en vigor de aquí a 2016".

       "Y para el último año quedaría la consolidación de los 600 euros, uno de los caballos de batalla de este convenio, así como abordar de una forma definitiva la cobertura de vacantes y la regularización de la jornada de lunes a sábado para toda la plantilla", ha abundado.

    Para leer más