10 de diciembre de 2019
  • Lunes, 9 de Diciembre
  • 14 de noviembre de 2019

    Un testigo presencial declara que hubo una carga policial "desmesurada" contra el exsecretario de la CIG en Ferrol

    A CORUÑA, (EUROPA PRESS)

    Uno de los participantes en la manifestación celebrada en Ferrol durante la jornada de la pegada de carteles del PP para las elecciones autonómicas de 2012 ha declarado que las cargas policiales fueron "desmesuradas" y que varios agentes policiales "se cebaron" con el exsecretario de CIG, Xesús Anxo López Pintos, juzgado precisamente por un incidente con uno de estos agentes.

    Este testigo presencial, compañero de otro sindicato, ha sido uno de los primeros en declarar este jueves en la sesión que se sigue en la Audiencia Provincial de A Coruña contra este dirigente sindicalista, a día de hoy ya retirado y a quien el Ministerio Fiscal acusa de un delito de atentado y una falta de coacciones, por lo que pide dos años y nueve meses de cárcel.

    Después de que en la primera jornada declarase el acusado, que ha negado agredir al policía, este jueves ha sido el turno de escuchar a varios de las personas que acudieron, junto a Pintos, a esta manifestación. Uno de ellos fue este compañero de UGT, quien ha asegurado que la Policía "cargaba contra los manifestantes sin piedad".

    PORRAZOS

    "Con el que primero se cebaron fue con Pintos, a quien le dieron porrazos desmesuradamente", ha indicado este testigo, quien dijo que llegó incluso a escuchar como los policías decían "a por Pintos, coge a Pintos" .

    Esta declaración coincidide con lo manifestado en la primera jornada por el sindicalista acusado, quien reconoció haber recibido "diez porrazos" por parte de la Policía.

    Además de la pena solicitada por la Fiscalía, uno de los agentes de la Policía Nacional, que ejerce la acusación particular, denuncia un delito de atentado con una falta de lesiones, por lo que solicita tres años de prisión.

    Por su parte, la defensa de López Pintos, ejercida por el abogado Roberto Bouza, también acusa a ese mismo agente del cuerpo policial de un delito de "tortura, lesiones, agravado por la utilización de un instrumento peligroso" y un delito contra la integridad moral.

    Contador

    Para leer más


    Lo más leído en Galicia