25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 17 de marzo de 2010

    Los trabajadores de Aquagest amenazan con una huelga que afectará a 40 municipios si no se readmite a siete despedidos

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

    El comité de empresa de Aquagest --compañía privada que presta servicios de abastecimiento de agua y gestión de la red de alcantarillado-- avisó hoy de que los trabajadores iniciarán una serie de movilizaciones a partir de Semana Santa y amenazó con ir a una huelga indefinida si no son readmitidos los siete empleados despedidos en los dos últimos meses.

    El presidente del comité de empresa --en el que hay representantes de UGT y CIG--, Eduardo Soto, explicó que las movilizaciones empezarán con "paros puntuales" que, si no se resuelve el conflicto, "llegarán a jornadas de huelga, que pasará a ser indefinida". Estas protestas afectarán a 40 ayuntamientos, para los que esta empresa de agua presta servicios en Galicia. Entre ellos se encuentran los de Santiago, Pontevedra, Ourense, Carballo, Betanzos, Viveiro o Fene.

    Cuatro de los despidos (tres en Santiago y uno en Pontevedra) se produjeron la semana pasada, mientras que los otros tres fueron hace un mes. Todos ellos, aseguraron los representantes del comité de empresa, "fueron declarados nulos o improcedentes" por la Justicia, pues "no existen causas objetivas" para ellos. "Lo único que pretende la empresa es ir eliminando personal progresivamente para mejorar de una forma rápida su cuenta de resultados", afirmaron y lo vincularon a la reciente compra por parte de la francesa Suez del grupo Agbar.

    Así, Soto manifestó su temor de que los despidos continúen y llamó la atención acerca de que Aquagest cuenta con más de 500 empleados en Galicia, por lo que esta situación podría derivar en un problema laboral de "bastante magnitud". En Cataluña los despidos ascienden ya a 200, denunció, por lo que auguró que también habrá convocatorias de paros y jornadas de huelga en el ámbito estatal.

    Además de los despidos, el comité de empresa criticó la "congelación salarial" que afrontan los trabajadores, "después de una paralización del convenio colectivo que ya llega al año y medio". Los representantes de los empleados señalaron que, a su juicio, esto "es sólo el comienzo" de una nueva política laboral que "apuesta por la precariedad y los bajos costes salariales".