21 de octubre de 2019
18 de julio de 2009

Los trabajadores de Tréves inician el lunes una huelga para protestar contra la deslocalización de una de las plantas

PONTEVEDRA 18, (EUROPA PRESS)

Los trabajadores de las dos factorías de la empresa Tréves --auxiliar de Citroën-- en Pontevedra secundarán conjuntamente este lunes una jornada de huelga total organizada por los operarios de la planta textil ubicada en la avenida de Vigo, en señal de protesta contra la decisión de la dirección de cerrar esta última y trasladar su producción a Marruecos.

En una asamblea, el personal de factoría situada en el polígono industrial de O Campiño decidió por mayoría apoyar la petición de sus compañeros y apoyar el primero de los cinco días de paro organizados por los trabajadores de la otra fábrica. "El lunes no se va a producir ni una sola pieza", confirmó el presidente del comité de empresa de Tréves en O Campiño, David Couñago, argumentando que "hoy son ellos, pero mañana podemos ser nosotros".

Couñago rechaza que la patronal opte por cerrar la planta de la Avenida de Vigo --que produce fundas de asientos-- para mantener la de O Campiño y asegura que "estas fábricas no dan pérdidas, pero a costa de salarios más mediocres en Marruecos, la empresa obtiene más beneficios".

El portavoz de los trabajadores de Tréves en O Campiño también achaca la decisión a la situación del sector textil en Europa: "Nuestro sistema productivo está más mecanizado", explica David Couñago, quien también destaca las "mejores condiciones económicas" de los trabajadores de la fábrica de O Campiño frente a la otra, donde trabajan 133 personas, de las que 129 son mujeres.

No obstante, el comité de personal tiene "la mosca detrás de la oreja" ante las perspectivas de futuro para los casi 200 operarios que trabajan en la planta de O Campiño. Actualmente les afecta un Expediente de Regulación de Empleo temporal, por el que cada empleado pasa una media de cinco días al mes en situación de paro.

CONCENTRACIONES

Por otra parte, los trabajadores de la factoría situada en la Avenida de Vigo prolongarán hasta el viernes la convocatoria de huelga, que se complementará con concentraciones puntuales a lo largo de toda la semana. La presidenta del comité en esta fábrica, Flora Pintos, confía en que "la Administración rechace el ERE anunciado por la empresa", lo que les permitiría "sentarse a negociar otra vez a partir de septiembre".

La valoración de la Xunta con respecto a la decisión de Tréves no sería vinculante, pero "obligaría a la empresa a plantear otras condiciones", explicó Flora Pintos, que defiende la permanencia de los puestos de trabajo. "Sabemos que será difícil, pero no imposible", concluyó la portavoz de los empleados.