5 de marzo de 2021
22 de enero de 2021

La transmisión de trabajadores a visones, posible origen del primer brote en una explotación en Galicia

La transmisión de trabajadores a visones, posible origen del primer brote en una explotación en Galicia
Visones americanos en la jaula de una granja. - WWF - ARCHIVO

   La Xunta descarta un sacrificio masivo en las granjas gallegas, mientras en A Baña retiran purines para que no desborden balsas por las lluvias

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 (EUROPA PRESS)

   El primer brote covid-19 en una explotación de visones en Galicia, registrado en el municipio de A Baña (A Coruña), tiene como posible causa de origen el contagio de dos trabajadores de la granja y su transmisión del virus a los animales.

   En una entrevista con Europa Press, el director xeral de Gandaría, Agricultura e Industrias Agroalimentarias, José Balseiros, explica que "cabe la posibilidad de que la propia transmisión fuera de los trabajadores a los animales", ya que "científicamente no está demostrado que la transmisión sea en sentido inverso (de animales a humanos)".

    Así, relata que a mediados de diciembre se detectó un posible positivo entre los visones de esta granja de A Baña, que fue "no concluyente". En colaboración con el Gobierno central, se aumentó tanto la frecuencia de los muestreos como el número de animales analizados.

    De tal forma, "desde el primer momento", se realizaron pruebas a los trabajadores. Aunque los resultados de las PCR fueron negativos, las muestrás serológicas de los operarios sí que dieron positivo, por lo que "eso indica que en algún momento tuvieron o pasaron el coronavirus". Con todo, remarca que "está en estudio el posible origen".

    Tras ello, siguieron tres análisis negativos entre los animales. Pero fue a mediados de este mes de enero cuando se detectaron "unos casos de posible positividad, también no concluyente".

   La granja pasó a estar monitorizada e inmovilizada, "no permitiendo ni entrada ni salida de ningún animal", así como con control específico a personal trabajador.

   GASEAMIENTO DE TODOS LOS ANIMALES EN PRÓXIMOS DÍAS

   Asimismo, Balseiros avanza que "en próximos días" se procederá al sacrificio de los 3.100 visones de esta explotación --que se hace a través del gaseamiento habitual que se emplea para la industria peletera--. "Si se puede hacer mañana, no esperamos a pasado", agrega.

   Con todo, deja claro que "hay que seguir unos protocolos", "siempre en coordinación" con el Gobierno central, así como con las garantías de bienestar animal.

   DESCARTA UN SACRIFICIO MASIVO DE VISONES EN GALICIA

   El pasado año, Dinamarca decidió el sacrificio masivo de visones en las explotaciones del país para evitar la propagación de una mutación del coronavirus.

   Preguntado por esta cuestión, Balseiros descarta un sacrificio masivo de visones de las explotaciones gallegas, mientras recuerda que "tuvo que dimitir el ministro que dio la orden" en Dinamarca. "No hay nada regulado sobre la obligatoriedad de sacrificar la totalidad de las granjas", zanja.

   Subraya que "no se puede" realizar un sacrificio masivo sin que haya constancia de casos. "Porque, entre otras cosas, los titulares nos pueden demandar al no haber ningún tipo de normativa que así lo estipule", razona.

   Eso sí, "si en algún momento se detectase cualquier mínima posibilidad en cualquier otra granja se procederá de igual modo".

   Además, asegura que la situación de Galicia "no tiene nada que ver con Holanda y Dinamarca", pues "allí sí que hay gran densidad de granjas, que en algunos casos están unas al lado de las otras".

   Incide en que aquí las granjas "están totalmente aisladas y muy alejadas entre sí". "Parece muy difícil que haya cualquier tipo de transmisión desde unas granjas a otras", apostilla.

   Este es segundo caso de infección por SARS-CoV-2 en visón americano en España, tras el detectado en el pasado mes de junio en una granja de la provincia de Teruel.

   ¿ENDUERECIMIENTO DE MEDIDAS?

   La Xunta resalta que se siguen los protocolos marcados por la UE a raíz de los brotes detectados el año pasado en granjas de visones en Dinamarca y Países Bajos.

   Sobre la posibilidad de incrementar nuevas medidas, Balseiros señala que cumplen las medidas que se marcan en el programa de control del Gobierno, "con más intensidad si cabe", mientras recuerda que en Galicia se hacen ya dos actuaciones más allá de lo pautado.

   Una de estas medidas complementarias ha sido la de enviar las muestras de posible positividad al Instituto de Salud Carlos III de Madrid para el estudio de una secuenciación molecular con el fin de comprobar la presencia de mutaciones de riesgo --como las que se produjeron en Dinamarca, que pueden poner en riesgo la efectividad de ls vacunas--, pero el resultado fue "negativo". Tampoco se encontró origen de la cepa británica.

   La segunda medida pasa por las analíticas complementarias de purines. Entre los excrementos se encontró una presencia "mínima" del coronavirus.

   Este viernes, servicios veterinarios oficiales de la Xunta se encuentran en la granja de A Baña para retirar los purines de las fosas. El objetivo es que no se produzca "un desborde" de las balsas por las precipitaciones.

   Hay una vigilancia pasiva --veterinarios estudian si hay más enfermedades o mortalidad de lo habitual-- y una activa --muestreos con analíticas quincenales en todas las granjas de visones--.

   En la actualidad hay un total de 25 granjas activas de visones en Galicia, con un censo de 69.186 reproductoras. Con estos datos, cuenta con la mayor parte del volumen de negocio del sector en el Estado toda vez que "tres cuartas partes" del total de explotaciones se ubican en la comunidad gallega.

Para leer más