28 de septiembre de 2020
20 de diciembre de 2010

La tripulación del 'Rey de Olalla' declara este martes ante la comisión de investigación de accidentes marítimos

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Dic. (EUROPA PRESS) -

La tripulación del buque de bandera asturiana 'Rey de Olalla' declara este martes ante la Comisión Permanente de Investigación de Siniestros Marítimos, según ha informado a Europa Press la Capitanía Marítima de Burela, en Lugo.

Asimismo, la capitanía ha señalado que "todavía se desconocen" las causas del incendio que se originó a 170 millas al oeste de Brest, en Francia y a 230 millas al norte de Estaca de Bares, y provocó el fallecimiento de uno de los marineros, natural de la Comunidad Autónoma de Galicia y que habitaba en la localidad lucense de Celeiro.

El resto de los tripulantes, siete de nacionalidad española --entre gallegos y asturianos--, dos de Perú, cuatro de Portugal, uno de Marruecos y otro de Indonesia, declararán a lo largo de la mañana de este martes en Burela con el fin de esclarecer las causas del fuego, que afectó a la habilitación, en la parte alta del barco, en la zona del puente.

Después de ser remolcados desde la madrugada del sábado por el pesquero 'Anxuela' y atracar en el puerto lugués sobre las 13.00 horas de este lunes, un equipo de bomberos ha trabajado hasta las 15.00 horas en el barco hasta sofocar totalmente el incendio, pues se registró "mucha humareda", indica la Capitanía Marítima.

Además, apunta que las autoridades judiciales están pendientes del resultado de la autopsia del marinero fallecido, que se ha realizado esta tarde.

"CAUSAS TÉCNICAS"

La comisión de investigación de siniestros marítimos se creó por orden del Ministerio de Fomento en el año 1988 y tiene como fin determinar las causas técnicas de los accidentes ocurridos en las aguas en las que España ejerce soberanía, derechos soberanos o jurisdicción, así como en los buques nacionales comprendidos en el ámbito de aplicación del Real Decreto 1661/1982.

También tiene entre sus cometidos formular las recomendaciones a que "hubiere lugar" para evitar accidentes similares en el futuro, tal y como recoge su regulación.