22 de octubre de 2019
  • Lunes, 21 de Octubre
  • 24 de febrero de 2008

    La Unión de Guardias Civiles pide precintar e investigar el helicóptero 'Helimer' tras el rescate fallido de un agente

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

    La Unión de Guardias Civiles de Galicia (UGC) pidió hoy que se precinte e investigue el helicóptero de Salvamento Marítimo 'Helimer' después de que el agente ahogado en Ferrol volviese a caer al mar cuando era izado ayer junto a un rescatador, lo que provocó que se perdiese su rastro hasta esta mañana.

    El helicóptero, implicado en las labores de rescate del agente de la Benemérita que formaba parte del operativo que, a su vez, trataba de localizar un supuesto cuerpo sin vida que flotaba en el mar, logró izar al guardia civil, aunque "se le soltó", según esta organización.

    Así lo explicaron a Europa Press fuentes de la UGC, que anunciaron que mañana pedirán, ante la Delegación del Gobierno, que se abra una investigación para analizar las "palpables deficiencias" derivadas de este dispositivo. "¿Cómo es posible que, en medio de una operación de búsqueda no se pueda rescatar a un agente caído al agua en un golpe de mar?", cuestionaron.

    Además, denunciaron "negligencias" en los controles y revisiones de los medios de salvamento debido a que ni el chaleco ni la radiobaliza se activaron, a pesar de que ambos cuentan con mecanismos manuales y automáticos, que se activan en contacto con el agua. "Pero hay que revisarlos periódicamente y no se hace", lamentó.

    CONDICIONES METEOROLÓGICAS "ADVERSAS".

    Por otra parte, la UGC hizo referencia al "mal estado del mar" en el momento en que partió el dispositivo intentando localizar un cadáver que flotaba en el agua, que resultó ser "un plástico". "No se puede ir a recuperar un cadáver poniendo en peligro la propia vida de los agentes", consideró.

    Fuentes del Servicio de Meteorología confirmaron a Europa Press que, en torno a las 21.00 horas, había olas de entre 3,1 y 3,2 metros de altura, así como vientos de más de 35 kilómetros por hora. Las mismas fuentes revelaron que, a partir de los 40 kilómetros por hora, el viento se considera "fuerte".

    Por ello, la Unión de Guardias Civiles criticó la intervención del dispositivo teniendo en cuenta las "adversas" condiciones meteorológicas, aunque admitió que "siempre se hace y no pasa nada". "Hasta que pasa", apostilló.

    Sobre los chalecos salvavidas que utiliza la Guardia Civil, la Unión Federal de Guardias Civiles (UFGCs) denunció que éstos "sólo" se activan manualmente, ya que están "anticuados" debido a la "falta de inversión" en medios de salvamento.