26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    El valedor achaca las quejas a que "España y Galicia" son "reino de la improvisación" y se incumplieron expectativas

    La oposición pide que compare con otras comunidades para ajustar la conclusión y el PP se muestra "preocupado" por los servicios sociales

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El valedor do Pobo, Benigno López, atribuyó hoy el número de quejas suscitadas por la aplicación de la Ley de Dependencia a que "España y Galicia --por formar parte de ella-- es el reino de la improvisación" y, aunque aprueba "leyes maravillosas que a todos encantan" estas normativas "no responden a las expectativas despertadas".

    Durante su comparecencia en la Comisión de Peticións, celebrada hoy en el Pazo do Hórreo, Benigno López destacó que "España, pese a que llegó a la democracia en el furgón de cola, acostumbra a tener leyes muy avanzadas", pero advirtió de que "dentro de su brillantez, las normativas no responden" a las esperanzas que crean.

    En este sentido, atribuyó a "errores en las solicitudes, a la propia crisis económica, a la falta de dotación de medios o de infraestructuras o a la falta de previsión presupuestaria" las posibles causas de las carencias de la aplicación de la normativa y, por tanto, del medio centenar de quejas que registró el alto comisionado en 2008 a este respecto.

    Sobre este extremo, incidió en que, aunque cuantitativamente no se trata de un número "significativo", la mayoría de ellas se produjeron en "el último trimestre" del pasado ejercicio, tras lo que puso el acento en que este año ya se han contabilizado numerosas quejas sobre este mismo asunto.

    "Las cosas son las que son y no las que cada uno quiere entender que son", advirtió a los diputados de la oposición que participaron en el debate, Francisco Cerviño (PSdeG) y Alfredo Suárez Canal (BNG), quienes demandaron que comparase la aplicación en Galicia con otras comunidades para establecer un balance más ajustado a cómo se encuentra la Comunidad gallega en este sentido.

    El valedor aseveró que la "realidad es una e inviolable" y apeló a su condición de "objetividad" para no sacar conclusiones, aunque sí advirtió que la Ley de la Dependencia es una normativa que "en dos años generó muchos conflictos". Además, hizo hincapié en que los beneficiaros de esta ley son personas mayores que, en muchos casos, "fallecen" antes de que la resolución administrativa esté concluida, de forma que reclamó el carácter "retroactivo" para estas prestaciones.

    "Reclaman con razón", afirmó el valedor, que criticó que los trámites administrativos "excedan" los plazos de por sí "muy generosos" --seis meses para la evaluación y otros tantos para la concesión de la prestación--. De esta forma, concluyó que "parece que (la administración) no se compadece de la situación de debilidad" del afectado y reclamó un "impulso" para la normativa.

    PPdeG "MUY PREOCUPADO"

    En este sentido se pronunció el diputado del PPdeG Pedro Puy Fraga, quien mostró la "preocupación" de su grupo. Además, también centró su atención en que las consellerías de Sanidade y Educación (del bipartito) hayan aglutinado el mayor número de quejas de la Administración autonómica.

    Por su parte, Suárez Canal compartió con el valedor la opinión de que hubo una "falta de previsión presupuestaria", pero pidió destacar el "esfuerzo de la Administración gallega" en la pasada legislatura para aplicar esta normativa, algo que, posteriormente, le reconoció el valedor.

    Además, Cerviño subrayó que "la oferta genera demanda" para ilustrar que la existencia de una nueva ley, como la de Dependencia, que ofrece un servicio a coste cero, incide en la petición de recursos y crea "listas de espera", como en el ámbito sanitario.

    MENORES PROCEDENTES DEL PAÍS VASCO

    Otra de las cuestiones en el ámbito de los servicios sociales que fue objeto del debate versó sobre la queja de oficio realizada por el valedor ante la llegada de forma irregular de menores procedentes del País Vasco el verano pasado.

    Benigno López recordó que emitió sendos escritos a la consellería de Presidencia y a la Vicepresidencia de la Xunta. En este sentido, indicó que el primero de los departamentos señaló que se dio una situación de "orfandad" de los 24 ciudadanos extranjeros detectados, de los cuales 16 procedieron del País Vasco.

    Por su parte, la Vicepresidencia de la Xunta apuntó en su respuesta que "la movilidad residencial es una constante en los procesos migratorios" y que "no se pudieron comprobar la veracidad de las declaraciones de los menores". Además, el informe recoge que ese departamento de la Xunta apuntó que "no se entiende que exista una situación distinta de la habitual en relación a la movilidad geográfica de los Mena's".

    A este respecto, el diputado 'popular' Pedro Puy Fraga incidió en la "falta de coordinación" administrativa y en las "insuficientes plazas de acogida", así como de "personal cualificado" en este sentido.

    ESCUELAS INFANTILES

    El alto comisionado, que compareció por tercera vez desde que ocupa en su cargo (julio de 2007), subrayó también la existencia de "listas demoledoras" para conseguir una plaza de educación infantil y recordó que el ratio recomendado por la Unión Europea es de una por cada tres menores.

    En este sentido, especificó que el anterior gobierno tenía como objetivo alcanzar ese ratio en 2010. "No sé si continuará o no" ahora, afirmó el alto comisionado.

    En total, se presentaron 27 quejas de oficio por parte del valedor. A este respecto Suárez Canal instó al alto comisionado a "no esperar" a que sean noticia en los medios de comunicación para presentarse de oficio, a lo que López respondió que él no puede prever lo que va a ocurrir y que, en muchas ocasiones, "se adelantan" los ciudadanos, por lo que es más "efectivo" tramitar el expediente presentado que iniciar otro.