25 de enero de 2020
  • Viernes, 24 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    El valedor acusa al BNG de intentar "alardear" de ataques al gallego, que él no ve en riesgo "tras superar el franquismo"

    López se muestra "encantado" con que la mayoría de quejas se presentasen en gallego porque "demuestra" que él no le tiene "fobia"

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El valedor do Pobo, Benigno López, acusó hoy al BNG de tratar de "alardear" de que el "principal problema de la sociedad gallega" está en los ataques al gallego y aseguró que el idioma propio no se encuentra "en riesgo". Así, garantizó que si el gallego "fue capaz de superar la 'longa noite de pedra' --larga noche de piedra-- de los 40 años de dictadura franquista" (evocando el poemario de Celso Emilio Ferreiro), el idioma propio tampoco "desaparecerá ahora, que está en pleno proceso de potenciación".

    "El castellano no está en peligro, pero el gallego tampoco", aseveró el alto comisionado durante su intervención en la Comisión de Peticións, que se celebró hoy en el Pazo do Hórreo, para presentar el informe anual, referido a 2008, y que se corresponde con el primero completo de su gestión. En este sentido, Benigno López, se refirió al diputado del BNG Alfredo Suárez Canal para avisarle de que "tenga la seguridad de que el gallego no desaparecerá".

    Suárez Canal había instado previamente al valedor a que las quejas por agravios al gallego, aunque fuesen en serie (de igual contenido) tuviesen el "mismo tratamiento" que las individuales.

    A este respecto, Benigno López, que compareció hoy por tercera vez en sede parlamentaria desde que ocupa este cargo (julio de 2007), apuntó que el "contenido único se está aplicando a todas las áreas" e interpretó que el diputado nacionalista se fijó en el de la lengua porque el BNG "tiene una especial querencia" por este ámbito.

    Además, López explicó a Suárez Canal que supone una "contradicción" pedir "un tratamiento individualizado" de las quejas --reclamación que el valedor atribuyó "a alguien del grupo" nacionalista-- y, al tiempo, vincular que hubo una reducción de quejas en materia de lengua con que "no hay conflicto lingüístico". "Tenemos que ser serios, a mí por lo menos me pagan por serlo", aseveró.

    "NO TENGO FOBIA AL GALLEGO"

    El número de quejas en materia de lengua alcanzó las 140, de forma que se redujo en cinco durante 2008 al respecto del año anterior. Según explicó el valedor, la "mayoría" fueron en serie y versaron sobre la "vulneración" de la Ley de Normalización Lingüística, tanto en los ámbitos privados, como las diferentes administraciones.

    Durante el debate, el diputado del BNG subrayó, asimismo, que más del 50 por ciento se presentaron en gallego, por lo que es una de las administraciones donde más se utiliza. En este sentido, Benigno López constató que la mayor parte de las quejas a través de internet fueron en lengua gallega y se mostró "encantado y satisfecho" por el número de escritos presentados en este idioma. "Eso demuestra que no tengo fobia al gallego", apostilló.

    En el turno de réplica --que inicialmente no había sido programado, pero que se habilitó finalmente--, el diputado nacionalista puso el acento en que el gallego "es la lengua propia" de Galicia y el propio Estatuto de Autonomía establece el "deber de los poderes públicos de promocionar", por lo que se especifica la "debilidad de la lengua del país".

    GALLEGO EN RIESGO

    Recordó así, a las instituciones, que están "obligados a promocionarlo" e ilustró con que "durante años, fue el pueblo el valedor del idioma propio" y situó el "invento artificial" en la afirmación de que es el español el que está en riesgo en Galicia.

    A esta tesis se sumó el diputado socialista Francisco Cerviño, quien rebatió las palabras del valedor al asegurar que "el gallego sí está en riesgo". "El gallego pierde hablantes a chorros, y sí está en peligro, grave", enfatizó e instó a cumplir las normativas vigentes en materia de lengua.

    Asimismo, Cerviño afirmó en su intervención que los ciudadanos "no deben ser discriminados" en cuestión de lengua y que el gallego es "vehicular" en la enseñanza. También se refirió a los funcionarios públicos "ahora de actualidad" (en relación a la supresión por parte del Gobierno actual de la obligatoriedad de examinarse en la lengua propia de Galicia) y avisó de que los ciudadanos tienen derechos a ser atendidos en su idioma.

    El valedor do Pobo rechazó el "maniqueísmo" en materia de lengua y el "estar conmigo o contra mí" e instó a "potenciar el gallego" con el "límite" de "respetar los derechos fundamentales de las personas". "Son las personas las que tienen derechos, no los idiomas", sentenció.