29 de enero de 2020
  • Martes, 28 de Enero
3 de junio de 2009

Vázquez cree que el BNG es "el único que recuerda" los problemas gallegos frente al modelo que promulgan PP y PSOE

Ana Miranda lamenta la "fuga de más de 5.000 cerebros gallegos" y erige al Bloque en la fuerza que representará a los jóvenes "con dignidad"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

El portavoz nacional del BNG, Guillerme Vázquez, pidió hoy el voto para su formación en las próximas elecciones europeas puesto que, a su juicio, es la "única" que "recuerda" los problemas gallegos frente al modelo que proponen el PP y el PSOE "en consonancia" con Nicolas Sarkozy, Angela Merkel y Silvio Berlusconi.

"Nosotros queremos un modelo absolutamente diferente", reclamó el dirigente nacionalista en un acto en la Facultad de Económicas de la Universidad de Santiago de Compostela, al tiempo que explicó que ese "modelo" estaría basado en la economía productiva "y no especulativa" y en la construcción de una Europa social con "más derechos para los trabajadores" y con una enseñanza y una sanidad "públicas y de calidad".

Del mismo modo, abogó por un mayor control sobre el Banco Central Europeo, por un Parlamento europeo con "más competencias", por la libre interrupción del embarazo, por un empleo y un salario "dignos" para los jóvenes para evitar la "fuga de cerebros" y por una Europa sin guerras. "Esta es la otra Europa que ofrece modestamente el BNG", sintetizó.

En clave gallega, se refirió a los problemas de los sectores lácteo y pesquero causados por las políticas comunitarias, así como al veto de la construcción naval que pesa sobre Astano; y criticó el "europapanatismo acrítico" que "traiciona los intereses" de Galicia al achacar estos "problemas" a una "incompetencia debida a una tara genética".

"No somos ni más listos ni más tontos que los demás, pero tenemos un terreno de juego peor. Parece que quieren que nos autosuicidemos como pueblo porque defendiendo el país no llegaremos a ningún sitio", censuró Vázquez, al tiempo que juzgó que esta posición "no es de recibo".

INFRAESTRUCTURAS

En el apartado de las infraestructuras, el portavoz nacional de la formación frentista criticó que las gallegas fueron "las últimas en hacerse" del Estado con la disculpa de la "tremenda orografía". "¡Si hasta los romanos hacían calzadas!", exclamó, y criticó que se intente meter "ese disparate en la cabeza" de los gallegos.

Del mismo modo, lamentó la existencia de "inútiles mentales que dicen que da igual el retraso del AVE, cuando Sevilla lo tiene desde 1992" y el retraso de la conexión ferroviaria entre Ferrol y Vigo. "Parece el Transiberiano, no hay quien lo acabe", ironizó en tono crítico, para afirmar que "un emperador gallego como Castelao ya lo hubiera acabado".

"Es como el que va de Ourense a Monforte y a Lugo, que no se le espera porque no tiene ni vía", censuró, tras recordar que está previsto desde el año 1995. "Seguimos comulgando con ruedas de molino, pero se nos atragantan", advirtió, y alertó de que este retraso es responsabilidad de la Unión Europea y del Gobierno central.

Por todo ello, apeló a la necesidad de que el BNG tenga representación en el Parlamento europeo para que "se pueda debatir el modelo de la Unión". "Que nos dejen hablar y ya se verá si hay debate o no", insistió, y volvió a pedir a los 50 jóvenes que asistieron al acto que "voten" el 7 de junio "haya exámenes o copas".

"FUGA REAL DE CEREBROS"

En el acto también estuvo presente la cabeza de lista del Bloque al Parlamento europeo, Ana Miranda, quien lamentó la "fuga real de cerebros y talentos" que se da en Galicia y que cifró en "más de 5.000" jóvenes formados "que quieren trabajar en la Comunidad gallega y no emigrar".

Tras esta afirmación, erigió al BNG en "la voz gallega contra la precariedad y la falta de expectativas" habilitada para "transformar la realidad". "El BNG hablará en vuestro nombre y os representará con dignidad", garantizó la nacionalista.

Con ella coincidió la secretaria xeral de Galiza Nova, Iria Aboi, quien reclamó el "derecho a vivir, estudiar y trabajar" en la Comunidad gallega frente a la "fuga de cerebros camuflada como movilidad". "Defendemos este derecho tan cavernícola de que los jóvenes no estén condenados a emigrar", sentenció.

Después de alertar de la "progresiva privatización, españolización y elitización" de las universidades que, a su juicio, supone el Plan Bolonia, se dirigió a los asistentes para avisarles de que los comicios europeos "sí que van con los jóvenes". "Es un examen más y tenemos que aprobarlo, porque no habrá otra convocatoria hasta dentro de cinco años para decidir sobre nuestro trabajo, educación y libertades públicas", alertó Iria Aboi.