27 de mayo de 2019
21 de noviembre de 2010

Vecinos de Rianxo (A Coruña) afectados por un tornado protegen sus viviendas a la espera de evaluar los daños

La Policía Local reconoce que fue "mínimo", pero que dejó "una línea clara" por donde pasó y causó "mucho revuelo" entre los vecinos

Vecinos de Rianxo (A Coruña) afectados por un tornado protegen sus viviendas a la espera de evaluar los daños
EP

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

Vecinos de Rianxo (A Coruña) cuyas viviendas se vieron afectadas este sábado por un tornado que se prolongó "menos de un minuto", pero que causó "mucho revuelo" y "miedo" en la localidad, han protegido en las últimas horas sus casas con materiales plásticos a la espera de que la aseguradora evalúe los daños o a que el tiempo les permita acometer las reparaciones, según los casos.

Así lo han explicado a Europa Press fuentes de la Policía Local, quienes destacaron que el peligroso fenómeno meteorológico se originó en torno a las 20.00 horas en el litoral de Boiro, donde avanzó por tierra y dañó los tejados de cuatro casas, para, a continuación, cruzar la ría hasta Rianxo, convirtiéndose éste en el municipio más perjudicado, sobre todo la zona de O Pazo.

"Dejó una línea recta que se ve perfectamente", aseguraron desde la Policía Local de Rianxo, antes de precisar que, aunque "afortunadamente" no hubo daños personales, sí sufrieron desperfectos por el tornado unas nueve casas --sobre todo en los tejados, llegando en algún caso a arrancar la uralita-- y dos vehículos. También tumbó algunos árboles y un par de viñedos.

Aunque su tiempo de duración fue "mínimo", los vecinos vivieron "un gran susto", motivado, sobre todo, por el "estruendo" que acompañó al fenómeno meteorológico. Este domingo celebran que el clima se haya "tranquilizado", si bien permanecen "los chubascos", lo que dificulta la reparación de los daños.

Ni el Ayuntamiento ni la Policía Local tienen todavía un cómputo global del coste de los daños. De hecho, quienes tienen sus viviendas aseguradas confían en que este lunes los técnicos se desplacen a sus hogares para hacer una evaluación de los daños. Los vecinos que, por el contrario, no tienen sus casas aseguradas intentan evitar que la lluvia cause más destrozos cubriendo provisionalmente los tejados con materiales plásticos.