31 de marzo de 2020
10 de marzo de 2014

El acusado de matar a su exmujer en Vigo en 2011 se enfrenta a 15 años de prisión

Fiscalía también pide una indemnización de 150.000 euros para cada uno de los hijos de la víctima

   VIGO, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Francisco Rafael A.M., un vigués acusado de haber matado a su exmujer, Cristina G.S., en octubre de 2011, se enfrenta a una pena de 15 años de prisión, solicitada por la Fiscalía, como presunto autor de un delito de homicidio, con la agravante de parentesco. El hombre será juzgado por un tribunal de jurado entre el 13 y el 21 de marzo en la sección quinta de la Audiencia Provincial de Pontevedra, con sede en Vigo.

   Según el escrito de acusación de la fiscal, el 11 de octubre de 2011, el acusado se presentó a primera hora de la mañana en casa de su exmujer y madre de sus dos hijos gemelos (que en ese momento tenían 8 años), de la que hacía poco se había separado. Inicialmente, el hombre accedió a un cobertizo anexo a la vivienda, donde solía guardar sus herramientas (era carpintero) y, continuación, se introdujo en la casa por una puerta corredera de la parte posterior.

   Una vez en el interior, esperó por su expareja y, cuando ella llegó, iniciaron una discusión, en el transcurso de la cual, Francisco Rafael le clavó a su exmujer un cuchillo de 17,5 centímetros en el cuello, hasta en cuatro ocasiones. Como consecuencia de las graves heridas recibidas, la mujer falleció por una gran hemorragia interna masiva.

   Tras este ataque, según la fiscal, el acusado trató de simular un robo en la vivienda, revolvió diversas estancias y se llevó un ordenador portátil de la víctima, un teléfono móvil, un sobre con dinero y otros efectos.

CONFESIÓN

   A continuación, se fue a su casa, donde se lavó y metió en una bolsa las ropas y toallas manchadas de sangre, y se las llevó en su coche a un camino forestal de Cans, en O Porriño (Pontevedra). Allí, en dos agujeros, enterró también las cosas que se había llevado de la vivienda donde había cometido el crimen.

   El hombre se entregó a la Policía y reconoció que había matado a su expareja. Durante la fase de instrucción, en sede judicial, el acusado alegó que no tenía intención de acabar con la vida de Cristina, y que actuó en defensa propia, ya que había sido la víctima la que le habría amenazado previamente con un cuchillo.

   La Fiscalía solicita para Francisco Rafael una pena de 15 años de prisión como presunto autor de un delito de homicidio, y mantiene que concurre en su caso la circunstancia agravante de parentesco. Asimismo, reclama una indemnización de 150.000 euros para cada uno de los hijos de la víctima.