23 de enero de 2020
  • Miércoles, 22 de Enero
  • 3 de junio de 2009

    La Xunta aprobará "esta semana" un plan de austeridad de 100 millones de euros para "tapar los agujeros más urgentes"

    Feijóo exige "un acuerdo institucional solemne" para fijar los plazos y presupuestos del AVE a Galicia y el "compromiso" de Zapatero

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

    El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, anunció hoy que su Gobierno espera aprobar "esta semana" un plan de austeridad de 100 millones de euros reunidos con el "recorte" de "gastos superfluos" en la Administración autonómica. Con este "ahorro" de 100 millones de euros, el presidente pretende "tapar los agujeros más urgentes" en la Xunta, como el pago de los salarios del personal sanitario y de esta campaña de incendios, dotada con un presupuesto "insuficiente".

    En un desayuno informativo con Onda Cero y recogido por Europa Press, el jefe del Ejecutivo autonómico denunció que los presupuestos aprobados por el bipartito han dejado a la nueva Xunta "sin ningún margen de maniobra" para 2008. "No reflejan en absoluto las cuentas reales de la comunidad", dijo en referencia al "desfase presupuestario" de 1.200 millones de euros detectado por su Gobierno.

    "No hay dinero para pagar las guardias sanitarias ni los trienios y tampoco hay dinero para la campaña de incendios porque se gastó en limpiar cunetas durante la campaña electoral", aseveró Núñez Feijóo y atribuyó esta situación a las cuentas "irreales" heredadas del anterior Gobierno gallego, que suponen "un lastre" para salir de la crisis.

    En este escenario, el máximo mandatario gallego no ocultó su preocupación por la financiación de la campaña de incendios, a la que otorgó "prioridad máxima". Según explicó, la Xunta utilizará parte de los fondos del plan de austeridad para sufragar esta campaña que, dijo Feijóo, exige una inversión de 4 millones de euros para obtener "un mínimo" de brigadas que garanticen "efectivos disponibles" en "momentos críticos" de incendios.

    Consciente de que se avecina una campaña de incendios "de mucho riesgo y con poca limpieza en los montes", el jefe del Ejecutivo autonómico demandó "la máxima colaboración" de toda la población gallega. "Será una asignatura complicadísima", pronosticó.

    AVE A GALICIA

    En la línea, Alberto Núñez Feijóo resaltó también el importante papel de las infraestructuras a la hora de hacer frente a la crisis económica e indicó que Galicia merece "respeto" y una "explicación" sobre la "mentira colectiva y continuada" del AVE "en los últimos cinco años".

    Así las cosas, el presidente gallego aseguró que no esperará a reunirse con el ministro de Fomento, José Blanco y que aprovechará su reunión con su homólogo estatal, José Luis Rodríguez Zapatero, para exigirle "una explicación" que debe traducirse en un "compromiso solemne" que permita, "al menos en parte", solucionar "el engaño continuado del AVE".

    "Si da esta explicación convertida en compromiso, podremos seguir adelante, pero si es una explicación de vaguedades, seré el primero en denunciarlo ante los ciudadanos", amenazó Núñez Feijóo, quien insistió en que los únicos "mandamientos" de la Xunta serán los plazos, presupuestos y una comisión de seguimiento porque Galicia "no puede admitir un engaño continuado".

    En este contexto, reclamó "un acuerdo institucional expreso y solemne" en materia de plazos y presupuestos para la alta velocidad, que impida que la postura del Ejecutivo central varíe "cada vez que hay un cambio de ministro". "No se puede permitir que venga un nuevo ministro a decir que el anterior ha mentido", aseveró.

    "CAUTELA" ANTE EL DESCENSO DEL PARO

    Dentro del ámbito económico, Alberto Núñez Feijóo acogió con satisfacción comedida ante el descenso del desempleo en Galicia --que cayó en 3.144 personas en mayo, por segundo mes consecutivo--. "Hay que saludar todas las buenas noticias pero también calificalas de forma sincera y verdadera", indicó para añadir, al tiempo, que mientras no se registre "un cambio de signo" en la economía todos los datos económicos "deben ponerse entre paréntesis" por su carácter "más estacional que estructural".

    En este sentido, Núñez Feijóo recordó que la economía gallega podría decrecer en este ejercicio 2,5 puntos frente al crecimiento superior al 1 por ciento pronosticado por el bipartito. Asimismo, subrayó que las previsiones de empleo también son "negativas" y no se ajustan "a la realidad", ya que el anterior Gobierno contaba con un crecimiento de 12.000 empleos en la comunidad, cuando se han destruido 50.000.

    "OPORTUNIDAD" DEL XACOBEO

    Con todo, el dirigente gallego manifestó su convicción de que el Xacobeo 2010 será "una gran oportunidad" para la recuperación económica de Galicia. Por ello, explicó que su Gobierno trabajará "sin vacaciones" para ultimar los preparativos de esta cita, a través de un contacto "fluido" con el Ayuntamiento de Santiago y la Iglesia.

    Feijóo contrapuso esta actitud con la del anterior Gobierno que, según explicó, no proyectó una programación común con la Iglesia. En este sentido, el presidente gallego recordó que el Xacobeo es "un evento religioso" y que mientras las autoridades eclesiásticas no declaran el Año Santo, éste "no existe".

    Una vez más, se congratuló del "desbloqueo" de las exenciones fiscales a las empresas que patrocinen el Xacobeo que impulsó la pasada semana en Madrid en la Comisión Ejecutiva del Consejo Jacobeo, en la que participó la secretaria xeral de Turismo, Carmen Pardo.

    También resaltó el "compromiso" de la Su Majestad El Rey Don Juan Carlos de Borbón con esta cita cultural, como le trasladó en su reciente visita a Monte Pío. "Fue un honor que Su Majestad fuese la primera visita a la residencia oficial", subrayó y explicó que aprovechó el encuentro para mostrarle las instalaciones. "La arquitectura de Gallego Jorreto hay que enseñarla", sentenció.

    Por último, defendió la decisión de recuperar el logo del Xacobeo 2004 en contra del diseñado en 2006 por el bipartito ya que, a su juicio, se trata de "una marca consolidada". "La decisión se ha basado en un estudio serio", argumentó y puso en duda que sus antecesores en la Xunta estudiasen con la misma "seriedad" el asunto porque "nadie cambia una marca consolidada".

    "RESPETO" A LOS MAYORES

    Alberto Núñez Feijóo aseguró ser "consciente" de que para el 75 por ciento de los gallegos el paro constituye "su principal preocupación". "No debemos pensar que la gente no tiene información", indicó y subrayó que su Gobierno tiene en cuenta las demandas de los ciudadanos.

    "Por eso queremos rebajar el impuesto de sociedades para las pequeñas y medianas empresas (pyme) y rebajar un 50 por ciento los impuestos en materia de vivienda para jóvenes y familias numerosas", argumentó y resaltó, además, su preocupación por "mejorar" la situación de la Sanidad y de la Justicia.

    Asimismo, subrayó que "está más preocupado por pagar la Dependencia" a los mayores que "por bailar una pieza" en la '28 Xuntanza da Terceira Idade' que acogerá la localidad ourensana de O Carballiño el próximo 27 de junio, a la que "no ha pensado" si va a asistir. "A los mayores hay que respetarlos", sentenció.

    "CAMBIO" EL 7-J

    Con elecciones europeas a la vista, Núñez Feijóo reconoció que su vida "ha cambiado" desde que asumió la Presidencia de la Xunta tras ganar las elecciones autonómicas del pasado 1 de marzo. No obstante, reconoció que no puede tener "ninguna queja" de un "cambio" que es fruto de una "ambición política". "Cambié de vida muy agusto porque lo mejor que le puede pasar a un político gallego es presidir la comunidad", resolvió.

    Por último, Feijóo recordó a los gallegos que en las elecciones europeas del próximo domingo 7 de junio se presenta una nueva "oportunidad de elegir" y de votar de nuevo "el cambio", apoyando a un partido --en referencia al PP-- "que hace las cosas de forma diferente". "En Bruselas nos jugamos más de lo que parece", sentenció y recordó que el 80 por ciento de las leyes que se aplican a las familias gallegas "vienen de Europa".