23 de febrero de 2020
12 de agosto de 2008

La Xunta cree que las críticas al gallego del cura de Vedra son "extemporáneas" y "no representan" a la Iglesia Católica

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Secretaria Xeral de Política Lingüística considera que las críticas vertidas contra el gallego por parte del párroco de Santa Eulalia de Vedra (A Coruña), al que calificó de "dialecto local" y de "gran incomodidad con la que hay que convivir", son "una opinión personal extemporánea" que "no representa" la opinión general de la Iglesia Católica en Galicia.

En respuesta a una pregunta parlamentaria presentada por el diputado del BNG, Bieito Lobeira, en la que pedía la evaluación del Gobierno gallego sobre las declaraciones del párroco, Armindo Iglesias, Política Lingüística afirmó que la opinión del cura es "respetable en una democracia" pero, sin embargo, consideró que "no son compatibles con los valores del pluralismo, la tolerancia y el respeto".

En este sentido, el departamento autonómico aseguró que "no comparten" esta opinión "ni en la forma ni, evidentemente, en el fondo" y lamentó que esta opinión se expresase a través de una carta a los feligreses, lo que, alertaron, "puede inducir a la ciudadanía a pensar que su opinión es la sostenida desde la iglesia católica".

En contraposición, Política Lingüística resaltó el "compromiso" de las organizaciones católicas con el gallego, concretamente con la firma de convenios y ayudas con la Xunta para "conseguir una plena normalización de la lengua gallega" en los actos y ceremonias religiosas.

Además, Política Lingüística afirmó que ya existen "líneas de actuación" enfocadas al fomento del gallego en el ámbito religioso, como es el caso de la publicación de ediciones litúrgicas en gallego y trípticos para los fieles con las respuestas de la misa.

Por su parte, el BNG aseguró que la formación nacionalista "siempre acogerá bien cualquier medida que signifique un paso adelante en la difusión del gallego" y, en este caso, recordó "la necesidad de respetar los derechos lingüísticos de los feligreses", por lo que reclamó "la intensificación de las acciones" en esta línea.