22 de agosto de 2019
  • Miércoles, 21 de Agosto
  • 20 de octubre de 2008

    La Xunta entregará hoy en el Parlamento las cuentas de 2009, que suben el gasto un 4,2% y prevén 600 millones de deuda

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

    El conselleiro de Economía e Facenda, José Ramón Fernández Antonio, entregará hoy a la presidenta del Parlamento autonómico, Dolores Villarino, el proyecto de ley de presupuestos para 2009 -el último de la actual legislatura-, aprobado el jueves por el Consello de la Xunta y que recurre a 598 millones de euros de déficit.

    Las cuentas consolidadas para el próximo año prevén un total de 11.793 millones de euros, un 2 por ciento más que en el presente ejercicio y el gasto no financiero llegará hasta los 11.426 millones de euros, un 4,2 por ciento más que en 2008.

    El titular del Ejecutivo autonómico, Emilio Pérez Touriño, califica estos presupuestos de "anticrisis" y apunta como prioridades la reactivación económica en este escenario negativo y en el gasto social. La actual coyuntura también lleva a la Xunta a prever que los ingresos tributarios caerán algo más del 2 por ciento y los no financieros un 1,3 por ciento.

    En este escenario el Gobierno gallego estima que el PIB autonómico avanzará el próximo año un 1,3 por ciento, tres décimas más que la media española, y el objetivo en el empleo es mantener y consolidar los puestos de trabajo.

    Del total de recursos consignados, el 59 por ciento del total irán destinados a gasto social, mientras que el 41 por ciento restante se calcula para gasto productivo.

    El capítulo que tendrá un mayor incremento relativo será el empleo, un 11,3 por ciento, hasta 420 millones de euros, partida en la que está incluido el plan -con 78 millones- para incentivar la contratación de 20.000 parados de más de un año, con una subvención al empresario de 10.000 euros. El objetivo de la Xunta es compensar con esta medida la previsible destrucción de empleo con lo que el saldo neto de 2009 no sea negativo.

    A continuación, se situarán las políticas de dependencia y servicios sociales, con 570 millones, un 10,7 por ciento más. El transporte público y el apoyo a la actividad empresarial, en especial para aportar liquidez, también tendrán aumentos significativamente superiores a la media, en este caso del 8,6 por ciento.