19 de junio de 2019
11 de junio de 2019

La Xunta reivindica un "salto de gigante" en depuración de aguas pero critica a los ayuntamientos

La oposición reclama un "cambio de rumbo" mientras el PP acusa a alcaldes de no estar "haciendo su trabajo"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La conselleira de Infraestruturas e Mobilidade, Ethel Vázquez, ha esgrimido un "salto de gigante" por parte de la comunidad autónoma en materia de depuración y saneamiento del agua, al tiempo que ha criticado la gestión en ayuntamientos, al advertir de que "tan importante es hacer" las infraestructuras "como explotarlas".

En una comparecencia a petición propia en el pleno del Parlamento, Vázquez ha mencionado casos concretos como los de Vigo, Santiago, A Coruña y Vilagarcía, gobernados hasta ahora por el PSOE y por los autodenominados alcaldes del cambio, pero también se ha referido a la situación en otros municipios como Ribeira, del PP.

Ya en el turno de cierre, y ante los reproches de los grupos de la oposición, la conselleira ha matizado que lo que ocurre es que los consistorios "tienen dificultades", de ahí que apueste por "ayudar", pero avisa de que "también" las diputaciones tienen que prestar su apoyo en este ámbito, que es, según ha recalcado en todo momento, "competencias de los ayuntamientos".

En su intervención inicial, la titular de Infraestruturas ha apuntado la intención de aprobar "próximamente" la ley de garantías de abastecimiento, para "agilizar la respuesta" en episodios de sequía y situaciones de riesgo sanitario.

La intención, según han explicado fuentes de la consellería consultadas por Europa Press, es que vaya al Consello de la Xunta durante las próximas semanas, con la voluntad de que entre en la Cámara autonómica en el próximo periodo de sesiones.

Entre otras cuestiones, Vázquez ha hecho balance para destacar que Galicia alcanzó "en 10 años capacidad para depurar las aguas de 3,3 millones de habitantes equivalentes, frente a los 1,8 millones del año 2009".

De este modo, ha reivindicado el "esfuerzo inversor" del Gobierno gallego con cifras como 1.100 millones de euros "movilizados" en obras de saneamiento y abastecimiento.

Augas, según ha añadido, ejecutó 350 actuaciones de saneamiento que "beneficiaron a 165 ayuntamientos" y logró mejorar en 10 puntos, siempre según sus datos, el porcentaje de aguas de las rías "en buen estado", al llegar al 76%.

De las actuaciones, ha reseñado algunas en marcha para el saneamiento de Viveiro, Foz, Ferrol y Pontevedra, así como el desarrollo de nuevos planes de saneamiento local para las rías de Cee y Corcubión, Ares y Betanzos y Noia.

OPOSICIÓN

Por parte del BNG, Luís Bará ha resuelto que, "como es tiempo de hacer balance", para los nacionalistas, en el campo de la depuración de aguas, la de la Xunta se sintetiza en una "doble P: parálisis y propaganda".

Así, ha lamentado que "no hicieron la planificación necesaria" al preguntarse "dónde está el plan gallego de saneamiento", y ha acusado al Ejecutivo de "convertir las rías en auténticos pozos negros" que las dejan en una "situación de emergencia".

En representación del PSdeG, Patricia Vilán ha alertado de que la sequía es una hipótesis a la que "hay que acostumbrarse" y de que el cambio climático es una realidad a la que "ya no es posible anticiparse".

Por eso, y como "ya no se puede confiar en las cuencas que tradicionalmente podían aportar agua a otras", ha visto "preciso" avanzar en una gestión integral del ciclo del agua y también ha reclamado "una auditoría hidrológica y una ley de transición hidrológica para Galicia".

En el turno de En Marea, Marcos Cal ha mostrado su sorpresa tras el discurso de la conselleira, puesto que esperaba una "propuesta estrella" o un "cambio de rumbo", pero a su juicio no ha aportado "nada nuevo".

"No lo están haciendo nada bien, viendo los datos", le ha recriminado, antes de denunciar el posible destino de lodos del dragado de la ría de Pontevedra a una zona próxima a la isla de Sálvora, perteneciente al parque nacional de las Illas Atlánticas.

Mientras, el popular Gonzalo Trenor ha visto "lamentable" el papel de la oposición "negando la realidad", en un "ejercicio de sobreactuación" en su opinión que implica "perder el tiempo en debates estériles" cuando hay regidores que "no están haciendo su trabajo".

En la réplica, en la misma línea, la conselleira ha echado en falta "espíritu constructivo" por parte de los grupos, a los que ha atribuido "argumentaciones demagógicas" antes de llamar a un "pacto en el que tienen que estar las diputaciones".

Contador

Lo más leído en Galicia