3 de abril de 2020
10 de marzo de 2014

Pesca.- (AMP) Suspendida hasta el martes la búsqueda de los seis pescadores desaparecidos por las condiciones adversas

OVIEDO/AVILÉS, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los tres equipos de búsqueda, dos de Galicia y uno de la Guardia Civil de Asturias, que intentan hallar a los seis pescadores que han desaparecido este lunes al naufragar el pesquero 'Santa Ana' tras embarrancar en la isla de Erbosa, frente al Cabo Peñas, han suspendido la búsqueda hasta este martes debido a las "muy mala condiciones" del mar. Así lo ha explicado esta tarde el consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno del Principado, Guillermo Martínez, durante un encuentro con los medios en la Capitanía Marítima de Avilés.

En la tarde de este lunes se han realizado las autopsias a los cuerpos de los dos cadáveres recuperados. Se trata de Francisco Gomes Fragateiro, de nacionalidad portuguesa; y de Manuel Indalecio Mayo Brea, natural de la localidad coruñesa de Muros.

La identificación del muradano ha sido completa y sus familiares esperaban al permiso del juez para trasladarlo a su localidad. En el caso de Mayo Brea también se requiere la autorización judicial para enviar el cuerpo a Portugal.

La intención es que los buzos reinicien la búsqueda de los seis desaparecidos del 'Santa Ana' cuando "las condiciones sean las adecuadas y no pongan en peligro la vida de los propios buzos", previsiblemente en la mañana de este martes, ha indicado el consejero de Presidencia. "El barco está en una posición totalmente vertical y el mar bate muy fuerte, los amarres están sueltos y es una trampa para quienes acuden al rescate", ha dicho.

Martínez ha destacado la buena colaboración entre las administraciones y ha afirmado que el Principado "ha puesto los medios a su alcance para colaborar con la Capitanía marítima y el Estado y también con las familias en el acompañamiento y la espera".

ALERTÓ UN PESQUERO

A las 5,30 horas el pesquero 'Ciudad de Albufeira' contactó con el Centro de Coordinación de Salvamento (CCS), ubicado en Gijón para alertar del posible hundimiento del pesquero 'Santa Ana', ya que no conseguía contactar con el mismo.

A bordo iban nueve tripulantes, de ellos cinco españoles --cuatro gallegos y un joven asturiano--. El técnico de pesca del buque --del que por la mañana se dijo que era el patrón--, el gallego Manuel Simal, fue el único rescatado con vida y se encuentra en observación en el Hospital San Agustín de Avilés, donde ingresó con hipotermia.

Los cuerpos que se buscan son los del resto de la tripulación: Manuel María Tajes Lucas José Mayo, ambos gallegos; Víctor José Farinhas, portugués y Suherman y Wasito, de Indonesia. A ellos se suma el asturiano Marcos del Agua Chacón, alumno en prácticas de la Escuela Náutica de Gijón.