15 de diciembre de 2019
  • Sábado, 14 de Diciembre
  • Viernes, 13 de Diciembre
  • 7 de noviembre de 2009

    Pesca.- Cepesca pide cuerpos de seguridad del Estado a bordo de los buques pesqueros costeados por los armadores

    MADRID/SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

    La Confederación Española de Pesca (Cepesca) pidió hoy al Gobierno central que permita a la flota optar por instrumentos de defensa "de manera prioritaria", como el embarque de cuerpos de seguridad del Estado a bordo de los buques costeados por los armadores atuneros, tal y como ha autorizado Francia.

    En un comunicado, consideró que la Operación Atalanta debería adaptar su efectivos y estrategia a las necesidades reales de la flota atunera comunitaria que faena permanentemente en aguas del Océano Índico, permitiendo el embarque de militares a bordo en los buques de pesca.

    Según la Confederación, para los armadores no se trata de una cuestión económica, ya que la seguridad de sus tripulantes "no tiene precio", sino que se trata de una situación de profesionalidad, protocolo de actuación y capacidad armamentística.

    En este sentido, explica que prefieren fuerzas de seguridad del Estado porque cuentan con personal formado profesionalmente para actuar en situaciones de guerra o ataques armados, porque manejan armas adecuadas para enfrentarse a los bazokas, lanzagranadas y metralletas que portan los piratas y porque manejan un protocolo de actuación "estricto y ajustado" a la ley.

    De esta forma, Cepesca pidió al Gobierno que realice todas las gestiones necesarias ante la Unión Europea (UE) para que la Operación Atalanta explicite su objetivo de dar seguridad a los buques pesqueros en la zona, igual que lo hace con mercantes del programa mundial de alimentos de la ONU.

    ERRADICAR EL PROBLEMA DE RAÍZ

    Asimismo, pidió que se modifique la estrategia para erradicar el problema de raíz, intentando controlar la circulación de buques nodriza y controlando los puertos base de los piratas de Somalia. "La adopción de estas medidas debe garantizar la seguridad en el grado máximo posible de la flota atunera española que opera en el Índico", señaló.

    A su parecer, el mandato de Atalanta no reconoce explícitamente al sector pesquero como objetivo de defensa, sino que habla sólo de los buques del programa mundial de alimentos y de los buques mercantes. Además, su operativo se ha concentrado en el Golfo de Adén, mientras que apenas se han desplegado efectivos en la zona donde faena la zona atunera comunitaria.