12 de julio de 2020
3 de junio de 2009

Pesca.- Cepesca rechaza que la flota palangrera española sobreexplote especies protegidas de tiburón y realice 'finning'

MADRID, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Pesca (Cepesca) rechazó hoy las acusaciones realizadas por organizaciones ecologistas acerca de que la flota palangrera española se excede en la sobreexplotación de especies protegidas de tiburón.

En un comunicado, el secretario general de la organización, Javier Garat, afirmó además que la flota española comercializa el cien por cien del tiburón que captura, con lo que no realiza 'finning' (cercenamiento de la aleta del tiburón deshaciéndose del resto del cuerpo), una actividad que Cepesca considera "execrable".

Garat explicó que esta práctica está prohibida en España desde 2002, "abanderando la iniciativa comunitaria contra el 'finning' y logrando que en 2003 la medida fuera secundada en toda la flota comunitaria". Además, apuntó que ahora se trabaja en extender al resto de flotas del mundo esta prohibición.

La flota española de palangre captura una media de 45.000 toneladas de escualos al año, de las que cerca del 95% de las capturas son de tintorera y marrajo dientuso, dos especies que, según remarcó la organización, "no presentan ningún riesgo desde el punto de vista de la sostenibilidad de la biomasa".

Cepesca, "consciente de la necesidad de preservar en un futuro un recurso tan valioso para la flota española", afirmó que ha estado trabajando "codo con codo" junto con la Administración para poner en marcha un plan de gestión específico para preservar la población de pez espada y tiburón pelágico, que supone que los 180 buques palangreros españoles realizarán una parada de 60 días entre el 1 de agosto de 2008 y el 31 de diciembre de 2009.

A estos buques habría que añadir otros 95 buques palangreros del Mediterráneo que, por su propio Plan de Gestión, pararán dos meses, por lo que un total de 275 buques españoles cesarán su actividad.

Además, en la línea de adecuar el esfuerzo a las demandas del mercado y fomentar la conservación de los tiburones en el futuro, Cepesca ya ha propuesto en los Planes de Adaptación de la Flota el desguace de 10 buques palangreros.

De este modo, el sector lograría conjugar una gestión sostenible y responsable del 'stock' de tiburones, con la rentabilidad de la actividad pesquera, ya que "un descenso de capturas debería implicar menos oferta en los mercados y un precio más elevado del producto en primera venta".

Por otro lado, Cepesca comparte la petición ecologista de potenciar una correcta identificación de las diferentes especies de tiburón comercializadas en España, con un "refuerzo que debe aplicarse a las normas de identificación de todas las especies de pescado, en aras a reforzar las garantías de trazabilidad, calidad e información al consumidor, a través de un correcto etiquetado".