1 de diciembre de 2020
27 de diciembre de 2006

Pesca.- Dos mariscadoras de Vilanova (Pontevedra) denuncian agresiones de un joven furtivo hijo de una de ellas

La presidenta del colectivo alerta de que "los furtivos hacen su agosto" y se llevan entre 500 y 600 kilos de almeja en una noche

VILANOVA DE AROUSA (PONTEVEDRA), 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Agrupación de Mariscadoras de Vilanova de Arousa presentó una denuncia ante la Guardia Civil por la agresión sufrida por dos de sus integrantes en la jornada de ayer por parte de un joven furtivo que es hijo de una de las agredidas, que también presentó denuncia.

Los hechos se remontan al mediodía de ayer, cuando una de las mariscadoras advirtió de la presencia de un joven furtivo del conocido como 'Clan dos Chumbas', al que le recriminó su actitud. La respuesta del joven fueron empujones y un intento de agresión del que advirtió a la presidenta de la agrupación, que se desplazó a la zona de las concesiones marisqueras en las que se produjeron los hechos.

Una vez allí, y minutos después, el mismo joven fue sorprendido por la propia presidenta de la agrupación, Evangelina Lago, que le pidió los materiales que iba a utilizar para mariscar sin licencia. "Me los entregó sin problemas, pero se puso violento cuando llegó su madre y le recriminó su actitud", explicó a Europa Press.

Según su versión, el joven "se avalanzó sobre su madre", que también trabaja en la agrupación, y tras un forcejeo, "le intentó pegar" en presencia de Lago, que intentó evitar la agresión.

DOS DENUNCIAS

Finalmente se presentaron dos denuncias, una por parte de la mariscadora agredida y otra por parte de la propia presidenta en defensa de la agredida "porque sufrió un maltrato por parte de su propio hijo".

La Agrupación de Mariscadoras de Vilanova de Arousa denunció que esta zona es "foco de actuación de los furtivos" y su presidenta criticó la "falta de atención por parte de la Consellería de Pesca". "Conoce nuestro problema y no interviene para evitar las actuaciones de los furtivos, que nos están llevando nuestro pan", aseveró.

"Si nos descuidamos estos días los furtivos hacen su agosto", ya que esquilman el producto, principalmente almeja para luego venderla en el mercado, explicó. Según Lago, en una noche pueden llevarse de 500 a 600 kilos de almeja.