21 de marzo de 2019
  • Miércoles, 20 de Marzo
  • 16 de septiembre de 2008

    Pesca.- Enfrentamientos entre bateeiros y antidisturbios dificultan la descarga de mejillones en Vilanova de Arousa

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

    Unos 500 bateeiros se concentran desde primera hora de hoy en el muelle de Vilanova de Arousa (Pontevedra) para tratar de impedir que los productores vinculados a las agrupaciones contrarias a la Plataforma para la Distribución de Mejillón (Pladimega) realicen las primeras descargas de recurso, tras haber decidido ayer reanudar su actividad. Los partidarios de la huelga indefinida intentan desde las 10.15 horas bloquear el acceso al puerto y evitar que el trabajo se realice con normalidad.

    Pese a la presencia de efectivos de la Policía y Guardia Civil, diversos grupos de bateeiros prendieron fuego a una grúa vieja del puerto y lanzaron piedras contra los barcos recién arribados. Los piquetes situaron contenedores y varias estructuras metálicas en la entrada del muelle a fin de impedir la entrada de los camiones para trasladar el molusco bivalvo.

    Esta situación obligó a intervenir a las fuerzas de Seguridad del Estado. "Ya hubo carga policial", según informaron a Europa Press el presidente de Virxe do Rosario de Vilaxoán y la patrona mayor de la cofradía de pescadores de A Pastoriza, Evangelina Lago. "Los antidisturbios tienen a un grupo controlado pero no pueden hacer nada con los demás, no hay suficientes agentes", expuso Lago.

    Unos cinco barcos lograron entrar y amarrar a puerto a primera hora para descargar su recurso, mientras que otros cuatro se dirigen a Vilanova en estos momentos, según relató uno de los directivos de la Federación Arousa-Norte, Juan López Durán.

    Por su parte, el presidente de Virxe do Rosario de Vilaxoán reconoció a Europa Press que la situación que se vive en el muelle es de "gran tensión". El responsable de esta organización aseguró que los productores intentar descargar el recurso con la protección de los antidisturbios.

    La patrona mayor de Vilanova de Arousa alertó de la "violencia" de los piquetes que, según añadió, profirieron amenazas contra ella y la increparon. "Soy la patrona de la cofradía de pescadores, no estoy vinculada a los bateeiros, mi trabajo es estar pendiente del trabajo de las grúas que descargan mejillón en el muelle --propiedad del pósito arousano--", destacó para desentenderse del conflicto. "Me tienen amenazada", insistió.

    En esta línea, condenó que no haya más protección en el muelle. "Toda esta gente tenía que estar detenida", subrayó en relación a la violencia que está caracterizando la acción de los piquetes, "están a pedrada limpia", reiteró.