18 de abril de 2019
  • Miércoles, 17 de Abril
  • 16 de febrero de 2008

    Pesca.- La flota gallega es la que más consume gasolina, revela el presidente de la Federación Nacional de Cofradías

    El gallego Genaro Amigo dirige desde la pasada semana este órgano cuyo reto es la subida del combustible ante la caída de precios

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

    El gallego Genaro Amigo fue elegido el pasado fin de semana presidente de la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores y, aunque incide en que los problemas a los que se enfrenta la flota española son "genéricos" y "comunes para todos", admitió que la gallega es "muy peculiar". A modo de ejemplo, revela que es la que más recurre a la gasolina como combustible habitual de sus embarcaciones, en vez del gasóleo.

    Precisamente, la vertiginosa subida del combustible ante la "caída en picado" de los precios de los productos pesqueros situándose "al mismo valor que hace diez" años es el "reto principal" al que debe hacer frente el hasta ahora presidente de la Federación Provincial de Cofradías de Pescadores de A Coruña y patrón mayor de la de Malpica.

    En declaraciones a Europa Press, Genaro Amigo lamenta que un kilo de bonito "ronde los dos euros" cuando su precio habitual hace un par de años no bajaba de los cinco euros. A esta situación, añade que en estos dos últimos años la flota ha pasado de pagar 30 céntimos por un litro de combustible a 60 céntimos.

    "La actividad está dejando de ser rentables", se queja el máximo responsable de las cofradías de pescadores, quien ante situación demanda "medidas estructurales" para conseguir que, "de alguna manera suban los precios" de los productos pesqueros. Además, tacha de "insuficientes" las ayudas de mínimis recibidas por parte del MAPA para paliar la incidencia en sus rentas del incremento del combustible. Precisamente, aprovecha para aclarar que las otorgadas recientemente corresponden al año 2005. "Para los gastos realizados estos dos últimos años no recibimos ningún tipo de ayuda", precisa.

    "TIRAR PARA ADELANTE" Y NO DESGUAZAR.

    Por ello, insiste en la situación "complicada" que atraviesan estos pescadores que "van tirando a duras penas". Con todo, mantiene que el sector "apuesta por tirar hacia delante" y "modernizarse" para que el "desguace sea sea la última alternativa". "Esto (desguace) lo menos posible", proclama.

    Para evitar esta salida, defiende "medidas urgentes" que impliquen al sector a "comercializar mejor", ya que admite que es una cuestión en la que las cofradías deben abordar. Así, apunta que hay cofradías con "cantidad de pescado al que no pueden dar salida y, consecuentemente, para estos pósitos es "imprescindible" la figura los intermediarios.

    "Hay cofradías en Cataluña que son capaces de vender ellas mismas todo el producto en sus puntos de venta pero aquí (Galicia) en muchas zonas estos es impensable", asegura y, seguidamente, reitera que, con todo, los principales problemas a los que se enfrenta todo el litoral español son genéricos.

    NO EXISTE VARITA MÁGICA.

    Así, apunta además de los precios del combustible o la caída de los productos, a los coeficientes reductores en la Seguridad Social, la sostenibilidad de la pesca o lograr que la vida de los pescadores, "además de segura, sea cada vez mejor". Para todo ello, recuerda que "no existe una varita mágica" pero destaca las "ganas de trabajar" del equipo con el que se enfrenta a estos retos en un cargo en el que "acaba de aterrizar".

    De todas formas, una cuestión en la que considera que se han dado los pasos "correctos" es la formación en prevención y seguridad marítima del sector. "La gente está muy bien formada" y los "medios de los que disponen han mejorado muchísimo". Por ello, atribuye más bien a la fatalidad el alto número de siniestros que han registrado las costas gallegas desde el inicio de año. "Por desgracia siempre son sin sentido", se limita a enjuiciar.