11 de noviembre de 2019
29 de julio de 2009

Pesca.- El PSdeG pide la retirada de la nueva ley por verla "desfasada" y "contraria" al marco estatal y de la UE

Acusa a la Xunta de querer "borrar la acción" del bipartito y cree que el texto propuesto es "una copia descarada" de la norma de 1993

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Parlamentario de los Socialistas solicitó hoy la retirada de la nueva Ley de Pesca, que la Xunta remitirá a la Cámara a mediados de octubre, por entender que promueve "un modelo absolutamente desfasado" y "contrario a la normativa estatal y comunitaria".

En rueda de prensa, la portavoz de Pesca del PSdeG, Marisol Soneira, auguró que el nuevo marco normativo "generará conflictos jurídicos" a los titulares de la concesiones y autorizaciones actuales en el momento de su vencimiento, ya que se verán sometidos al "criterio de discrecionalidad" para conseguir las renovaciones.

Asimismo, reprobó que se "resuciten" los permisos de explotación --Permex-- porque cree que van en contra del sistema de licencias estatal y comunitario, que adoptaba la Ley de 2008 promovida por el bipartito. A su juicio, los permex resultan "discriminatorios" porque se extienden a la vida completa de las embarcaciones y los de las mariscadores "deben renovarse anualmente", en contra de la renovación quinquenal de la Ley de 1993.

Soneira también criticó que la nueva normativa, que fue presentada al Consello Galego de Pesca el pasado 17 de julio "renuncia" a establecer censos de embarcaciones por modalidades, lo que impondría una "falta de control de la flota gallega". También atacó que se suprima la Axencia de Desenvolvemento Sustentable das Zonas Pesqueiras y se elimine la concesión de permisos de actividad experimental, pese a que Galicia cuenta con los equipos "más importantes del Estado y de la UE".

RECUPERAR LA LEY DE 2008

Por ello, el PSdeG demandó la retirada del nuevo marco normativo y que se recupere el texto promovido por el bipartito en 2008, porque defiende que resulta "mucho más ágil" para responder a los problemas del sector, mientras que al mismo tiempo "permite que la Consellería establezca su propia política pesquera y marisquera".

A juicio de la diputada socialista, la moratoria en la entrada en vigor de la Ley de Pesca de 2008 para redactar un nuevo texto revela una gestión "revisionista y sectaria" por parte del Gobierno de Alberto Núñez Feijóo, al que acusa de tener como "único objetivo borrar la acción" del bipartito.

Además, cree que el nuevo texto es "retrógrado" porque observa que es "una copia descarada" de la ley aprobada en 1993. Además, denuncia que la nueva ley es "poco ambiciosa" por renunciar a integrar todos los organismos y colectivos que conforman el sector en un sólo marco legislativo y que resulta "dispersa" porque "resucita" las leyes de cofradías, del Servicio de Guardacostas, y de creación del Intecmar.

PRIMEROS CIEN DÍAS

En opinión de Marisol Soneira, la redacción de la nueva normativa evidencia que los primeros cien días del Gobierno de Feijóo en materia de Pesca se basan en "derogaciones, supresiones y modificaciones", mientras que no percibe "ni una sola iniciativa positiva".

Al respecto, recriminó que se produzca una "renuncia expresa" a disponer de un servicio integrado de lucha y prevención contra la contaminación marítima y de un servicio de vigilancia moderno debido a la paralización del Centro de Salvamento de Cee, actuación que contrapuso con que la Consellería de Pesca es "muy diligente" con las obligaciones de otras administraciones al reclamar la renovación del helicóptero Helimer.