20 de mayo de 2019
  • Domingo, 19 de Mayo
  • Sábado, 18 de Mayo
  • 15 de enero de 2008

    Pesca.- Los tres marineros rescatados en Cabo Prior están "bien" aunque uno presenta una hipotermia "muy leve"

    Buscan a los otros cinco marineros desaparecidos en el naufragio, después de que el rastreo avistase una balsa vacía

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

    Los tres marineros rescatados en el naufragio a 20 millas del Cabo Prior (A Coruña) del pesquero 'Cordero', de los ocho que conformaban la tripulación, se encuentran "bien" y sólo el patrón mayor, Marcos Antonio Ures García, de 29 años de edad y natural del municipio coruñés de Malpica, presenta una hipotermia "muy leve".

    Así lo confirmaron a Europa Press fuentes del Hospital Juan Canalejo en A Coruña, donde fueron trasladados los tres marineros, dos de los cuales fueron atendidos en Urgencias donde comprobaron que "no tenían nada". No obstante, el patrón mayor presenta una hipotermia "muy leve" por lo que permanece ingresado.

    El armador del pesquero con puerto base en Ribeira (A Coruña), José María Santiago, confirmó a Europa Press el "buen" estado de salud de Marcos Antonio Ures García, aunque presentaba síntomas de 'shock'.

    En estos momentos, estos han sido los únicos tripulantes, de los ocho que trabajaban en el pesquero, que han podido ser rescatados, mientras diversos efectivos buscan a los otros cinco marineros que permanecen desaparecidos después de que naufragase a 20 millas de Cabo Prior, en la provincia de A Coruña.

    El helicóptero de Salvamento Marítimo avistó en las inmediaciones del naufragio la balsa de emergencia del arrastrero, pero el dispositivo de rastreo ya confirmó que no llevaba personas a bordo.

    La tripulación del 'Cordero' estaba integrada en el momento del suceso por ocho marineros, tres de ellos naturales de Indonesia, el resto de la zona de Ribeira y el patrón mayor, originario de Malpica. Según aseguró el armador del arrastrero, el naufragio "es muy raro" porque el pesquero "acababa de salir hace cuatro o cinco días del varadero" y contaba "con todas las revisiones oportunas".

    TEMPORAL.

    El naufragio del pesquero, un arrastrero de 28 metros de eslora, se produjo en medio de un fuerte temporal en Galicia, con mar gruesa e incluso arbolada entre Bares y Fisterra, que provocaba en la zona olas de entre seis y siete metros de altura. La primera señal de la radio baliza fue emitida a las 2.30 horas de esta madrugada.

    El armador del arrastrero siniestrado, que se ha trasladado al Hospital Juan Canalejo, indicó que habrá que esperar a lo que explican los supervivientes en relación al siniestro, pero se refirió a "las malas condiciones del mar" que había cuando se produjo el siniestro.

    Los medios que están desplegados en la zona son los helicópteros 'Helimer Galicia', 'Pesca I' y Pesca II'; las embarcaciones 'Shaula' y 'Mirfak' --que ya consiguió rescatar al patrón mayor--; la 'Ibaizábal I', la embarcación de la Xunta 'Irmáns García Nodal'; el buque polivalente 'Don Inda', y cinco pesqueros que faenaban en la zona del siniestro y que se han movilizado para ayudar en las labores de rescate, uno de ellos el 'Playa de Esteiro', que traslada a dos supervivientes al muelle de Oza.

    OTROS ACCIDENTES.

    En lo que va de año en las costas gallegas se han producido varios siniestros en el sector pesquero, de forma que el pasado lunes fallecieron Aquilino Calvo, de 57 años de edad, y José Yáñez, de 43 años, ambos vecinos de O Vicedo (Lugo), al volcar su embarcación frente a las costas de este municipio lucense.

    Estas dos muertes se sumaron a las de otros dos pescadores de Bueu (Pontevedra), Francisco Villanueva Fernández, de 59 años de edad, y Gonzalo Verde Otero, de 40 años, que fallecieron la noche del pasado miércoles 2 de enero, cuando salieron a faenar con una gamela.

    Además, el pasado martes desapareció y posteriormente fue encontrado muerto el vecino de Ferrol José Javier Varela, de 39 años de edad, cuyo rastro se perdió mientras buscaba percebe en la playa de Doniños y el pasado viernes, falleció un pescador de angula cuando cayó al río Miño en el municipio de O Rosal (Pontevedra).