26 de enero de 2020
  • Sábado, 25 de Enero
  • 18 de diciembre de 2009

    Pesca.- La Xunta alerta de que los nuevos análisis de biotoxinas aumentan el riesgo de moluscos tóxicos en el mercado

    Mar afirma que las obras del puente del AVE en la ría de Arousa no afectaron a las aguas y garantiza que hará un seguimiento mensual

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    La directora del Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño (Intecmar), Cayetana Salgado, alertó hoy de que el sistema de análisis de biotoxinas que pretende implantar la Comisión Europea aumentará el "riesgo" que se lleguen al mercado moluscos con toxinas.

    En respuesta a una pregunta formulada por el diputado del PPdeG José Manuel Balseiro en la Comisión de Pesca, Salgado sostuvo que el nuevo método "no es más seguro, no protege la salud pública, es más caro y no se va a emplear con la misma frecuencia". "Por lo tanto, el riesgo de que se puedan poner en el mercado moluscos tóxicos pienso que va a ser mayor", dijo.

    Además, expuso que, al costar más dinero hacer análisis, el sector "hará los mínimos posibles", por lo que "no habrá las mismas garantías sanitarias y el método no está suficientemente probado", concluyó. Por la contra, defendió el sistema biológico actual, que "da el resultado que se quiere saber", que son los efectos sobre el consumidor y abogó por establecer "primero el método y luego hacer la legislación".

    Al hilo de ello, Salgado explicó a los diputados que el Intecmar se dirigió a diversos organismos, a los que manifestó su disconformidad con el nuevo sistema que impulsa la Comisión Europea. En la réplica, Balseiro advirtió de que hay "un grave problema" y lamentó que la oposición no esté en la misma línea.

    La responsable de Intecmar insistió en que Galicia tiene "una velocidad en el programa de control, una producción y una incidencia en biotoxinas como ningún otro país", por lo que, si el método se cambia, "tiene que ser con todas las garantías, porque Galicia arriesga mucho" en ello.

    PUENTE EN LA RÍA DE AROUSA

    Por otra parte, el director xeral de Ordenación e Xestión dos Recursos Mariños, Pablo Fernández Asensio, garantizó, en respuesta a una pregunta del diputado del BNG Bieito Lobeira, que la Xunta hará un seguimiento mensual del estado de las aguas en la desembocadura del río Ulla --que da paso a la ría de Arousa--, en donde se han iniciado las obras del puente para el paso del AVE.

    Por el momento, el primer informe realizado al respecto detectó que los valores de los parámetros "se mantienen estables y dentro de la normalidad", por lo que "no hay indicios de afección aguas abajo". La conclusión del alto cargo de la Xunta es que "las medidas de control medioambiental se están llevando a cabo y funcionan con éxito".

    Por su parte, Lobeira destacó la riqueza productiva de la zona --en la que se encuentra el banco marisquero de Lombos do Ulla-- y pidió el compromiso de que, en caso de que la producción se vea afectada, el Ministerio de Fomento compense a los mariscadores, un requerimiento que la Xunta ya contempla e incluye en varios informes, citados por Fernández Asensio.

    REGENERACIÓN DE RIAZOR Y ORZÁN

    Además, el director xeral afirmó que el Gobierno gallego hará también un seguimiento en el caso de que se produzcan obras de regeneración en las playas de Riazor y Orzán, en A Coruña, para controlar los efectos en la actividad extractora de poliquetos --lombrices--.

    Un total de 13 personas se dedican a esta ocupación, según Lobeira, que destacó que, tras perderse para este fin zonas ocupadas para la construcción del puerto exterior, estos dos arenales tienen "cada vez más importancia".

    En este sentido explicó que no consta que se vayan a llevar a cabo, pero en caso de que los movimientos de arena impidan la producción de poliquetos, como augura un informe de la Xunta, que prevé efectos "muy negativos", se creará una comisión, en la que estén presentes Estado, Gobierno gallego y afectados, para determinar las compensaciones.