23 de mayo de 2019
  • Miércoles, 22 de Mayo
  • 4 de octubre de 2014

    La Xunta analizará "si hay algún error" en las ayudas por el cierre de la pesquería de sardina

    La conselleira asegura que "no hay nada que haga pensar" que a partir del día 1 "no se va a poder seguir trabajando con el 'xeito'"

    La Xunta analizará "si hay algún error" en las ayudas por el cierre de la pesquería de sardina
    EUROPA PRESS

    SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

    La conselleira do Medio Rural e do Mar, Rosa Quintana, ha avanzado que su departamento analizará "si hay algún error en algún dato" del orden que regula las ayudas concedidas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente por el cierre de la pesquería de sardina al cerco gallego y ha considerado "lógico" que estos apoyos "primen" a los que "tienen dependencia" de este tipo de captura.

    Así se ha pronunciado este viernes la titular do Mar en declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de participar en un acto en el Museo do Pobo Galego después de que se conociese que la orden del Ministerio que dirige Isabel García Tejerina deja fuera de las ayudas por el cierre de la pesquería de sardina en aguas ibéricas a un tercio de la flota gallega del cerco.

    "Nos pasaron la propuesta de orden que regula la parada temporal el jueves, el sector la tiene desde el miércoles, el lunes está convocada la comisión sectorial del cerco para analizar la orden con ellos y, por lo que podemos ver, lo que prima es la dependencia que tienen las diferentes embarcaciones del recurso sardina, que es el que cierra en estos momentos y, en base a eso, hicieron los cálculos", ha detallado la conselleira.

    Al respecto, ha precisado que Galicia tiene 153 embarcaciones que se dedican al cerco y, "parece ser, que en esta lista entran 110", que "serían las que, en principio, cumplen los requisitos que establece" la normativa.

    Por ello, ha avanzado que su departamento analizará "con el sector si hay algún error en un dato". Con todo, ha reconocido que "es una parada de sardina" por lo que ha considerado "lógico" que "se prime a los que tienen dependencia" de ella.

    'XEITO'

    Por otra parte, cuestionada por la posible prohibición del arte del 'xeito' a partir del 1 de enero por parte de Bruselas, la conselleira do Mar ha explicado que "no hay ninguna propuesta definitiva encima de la mesa" ni "nada que haga pensar que el día 1 no van a poder seguir trabajando con el xeito, todo lo contrario".

    "No veo necesario que se empiece a alarmar el sector", ha manifestado Rosa Quintana tras explicar que, lo que hay en estos momentos "encima de la mesa" es una propuesta de reglamento de la comisión europea para prohibir el arte de deriva que arranca de "una petición que hizo el propio sector".

    "Algunos representantes de Galicia fueron a pedir que se prohibieran las artes de deriva, sin darse cuenta de que arrastraban dentro de esa petición también al arte del 'xeito'", ha lamentado. Con todo, ha asegurado que, en el momento que la Xunta se enteró "de que la Comisión estaba elaborando una propuesta de reglamento para prohibir estas artes, automáticamente se puso a trabajar".

    A este respecto, ha precisado que su departamento realizó un informe "razonado" de que "el 'xeito' es un arte que trabajan, fundamentalmente, las embarcaciones de pesca artesanal, un arte perfectamente regulada en un decreto de 1991 y que se dedica, específicamente, a la sardina".

    "Es decir, justificamos todos los argumentos que la comisión pone para prohibir las artes de deriva diciendo que el 'xeito' no cumple ninguno de esos criterios que establece la Comisión Europa", ha apuntado.

    MEJILLÓN

    Además, cuestionada sobre la apertura de polígonos para la extracción de mejillón en la zona de Noia (A Coruña), Rosa Quintana ha explicado que, en estos momentos, se están analizando y que, "en función de los resultados que se obtengan se podrán abrir o no".

    "Llevamos un año muy complicado con las toxinas y lo que pretendemos es garantizar la apertura antes de tener que ir a trabajar y después devolverlo", ha señalado.

    Asimismo, ha considerado que el sistema de control de toxinas es "muy garantista" para el consumidor y "da siempre la posibilidad de devolver el producto al mar antes de que llegue al consumidor". Con todo, se ha mostrado partidaria de "analizarlo antes de que llegue la apertura" para "ir más seguros a trabajar".