14 de noviembre de 2019
22 de septiembre de 2008

Pesca.- La Xunta emplaza a la flota del palangrillo a aguardar el informe sobre el estado de la pesquería del tiburón

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Recursos Mariños, Antonio García Elorriaga, emplazó hoy a los entre 25 y 30 buques de bajura que se dedicaban a la captura de tiburón en el litoral gallego hasta hace dos años a que aguarden el informe del organismo regulador de esta pesquería.

Así lo avanzó durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de Pesca para responder al portavoz del PPdeG, Bieito Lobeira, que pidió al Gobierno central que desvinculase a la flota gallega de esa prohibición al considerar que el arte empleada, el palangrillo, es diferente del palangre de superficie que emplean los buques espaderos.

García Elorriaga reconoció la "disconformidad" de la Xunta respecto a la normativa del entonces denominado Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). También aseguró haber traslado varios escritos a ese departamento para lograr que se modificase esta situación.

No obstante, señaló que la prohibición es de carácter "temporal" y su finalidad es permitir la "recuperación" de las principales especies de tiburón, "que no están en demasiado buen estado", matizó.

Por ello, emplazó a los pescadores que complementaban la captura de otras especies con este escualo y al BNG que aguarden al informe sobre el estado de la pesquería de tiburón que se conocerá en noviembre, al término de la reunión de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICATT) que se celebrará en Marrakesch (Marruecos).

FLOTA DEL PALANGRILLO

Los entre 25 y 30 buques de menos de 10 metros de eslora que se dedican a capturar tiburón a unas 15 millas de distancia de la costa gallega pasaron de pescar 30 toneladas en 2003 a las 125 de 2006, según los datos facilitados por el director xeral.

"Las capturas se fueron incrementando paulatinamente", reiteró, para matizar que los profesionales gallegos no han sido "discriminados", dado que la prohibición se ha trasladado al conjunto de segmentos de la flota española que capturaba esta especie.