8 de diciembre de 2019
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • Viernes, 6 de Diciembre
  • 18 de diciembre de 2009

    Innova.- Los establecimientos turísticos serán matriculados en 2010 para distinguirse unos de otros

    La placa que prepara el Cidtur facilitará identificar los productos en un momento en que se incrementan las reservas y compras 'on line'

    PALMA DE MALLORCA, 18 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Centro de Investigación y Desarrollo para el Turismo (Cidtur) está desarrollando una 'matrícula' destinada a identificar los establecimientos turísticos de todo tipo y categoría, que se introducirá de forma piloto en 2010 en las empresas de Baleares, para extenderse posteriormente al resto del Estado, si se valora positivamente su empleo. Este constituirá el primer proyecto que la nueva entidad pone en marcha.

    Respecto a este último detalle, no tiene muchas dudas el director ejecutivo del Cidtur, Mateu Alemany, quien precisó a Europa Press que la matriculación de establecimientos, con una combinación de números y letras que los distinguirá totalmente unos de otros, será muy positiva en un entorno de mercado como el actual, en que las reservas y compras se realizan cada vez más 'on line'.

    Así, con una matrícula propia no puede haber confusiones entre el Hotel Mallorca Palace, de cinco estrellas y ubicado en Sa Coma (Sant Llorenç) y el Hotel Isla de Mallorca, de cuatro estrellas y situado en Palma; porque ambos "tendrán una identificación única" que permitirá su identificación "sin errores", como ya sucede con los vehículos o con los libros (ISBN).

    Concretamente, la iniciativa lleva por nombre 'Proyecto de definición de los estándares para la creación de una matrícula turística', y está siendo desarrollada en colaboración con la Universidad de las Illes Balears (UIB) y del cluster de empresas de tecnología aplicada al turismo Turistec, en el que participan las principales compañías y grupos empresariales del sector en las islas.

    La nueva matrícula, que se impondrá en hoteles, restaurantes, agencias de viajes, compañías de transportes, comercios vacacionales y actividades complementarias, supondrá "agilizar" el acceso del cliente final a la oferta, para que distinga "lo que le interesa" con facilidad. Porque, en un entorno en el que se multiplican las propuestas, la clave es distinguir la adecuada.

    Además, la matrícula turística también "facilita la construcción de los sistemas de los touroperadores virtuales", ya que dispondrán una "mejor calidad de la información" de la que parten a la hora de configurar sus ofertas y, en general, de desarrollar su labor. Algo que, en primer lugar, se establecerá en Baleares y sólo se trasladará al resto del país si la experiencia piloto es satisfactoria.

    SE CONVERTIRÁ EN ESTÁNDAR

    De hecho, "la idea de fondo es que la matriculación se convierta en un estándar, si es que estamos trabajando de la forma correcta", apuntó Alemany, quien recordó que una "parte importante" de la financiación del Cidtur es estatal y, por lo tanto, las soluciones que aporte a las problemáticas y carencias turísticas tienen que ser extrapolables al resto de Comunidades Autónomas.

    Según aclaró Alemany, en la primera parte del año tenemos prevista la consolidación organizativa, que supone dotar de plantilla al centro, que ahora cuenta con una sede ubicada en el parque tecnológico 'Parc Bit' de Mallorca. Y, posteriormente, comenzar a lanzar los primeros productos, una vez que los apruebe el patronato público-privado que preside el Cidtur.

    Cabe recordar que el Cidtur, que se puso en marcha a principios de esta legislatura, y cuyos esfuerzos empezarán a ser efectivos a partir de 2010, tiene como objetivo principal generar conocimiento científico y tecnológico, en su sentido más amplio, para su utilización en el sector turístico. De ahí que busque vínculos con los investigadores públicos y privados.