26 de noviembre de 2020
13 de junio de 2007

27-M.- De Santos dice que un Ayuntamiento con Calvo al frente sería "lo mejor" para Palma y para el PP

Descarta que su partido ceda la Alcaldía a Nadal porque "UM no lo está pidiendo" y la ciudadanía "no lo entendería"

PALMA DE MALLORCA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El teniente de alcalde en funciones del área de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma, Javier Rodrigo de Santos, afirmó hoy que si la candidata socialista, Aina Calvo, resulta elegida alcaldesa, "probablemente, eso es lo mejor para la ciudad y también para el PP", ya que la posibilidad de que los 'populares' pasaran a la oposición serviría para "renovar una plataforma política que ha de estar al servicio de la gente, y sólo de la gente".

En declaraciones posteriores al último pleno municipal de la legislatura, De Santos señaló que su deseo sería que gobernara el PP, al ser el partido más votado. No obstante, advirtió que los 'populares' deberían tener en cuenta la bajada de votos registrada en las recientes elecciones y traducir esa lectura en "otra manera de gobernar, colaborando, pactando, negociando y en sintonía con otras formaciones".

"Si la opción del PP es la que sale, sería fenomenal, porque demostraría que es un partido capaz de llegar a acuerdos y gobernar aun sin tener mayoría absoluta", dijo, para añadir después que si el resultado final es un ejecutivo de izquierdas es "igual de legítimo".

En este sentido, animó al PP a hacer autocrítica, dada la elevada tasa de abstención registrada en Palma en los comicios municipales (47 por ciento). "La abstención no es buena nunca. Implica que los políticos no servimos para la inmensa mayoría de la gente. La gente ha demostrado con su silencio que debe gobernarse pisando más tierra y menos moqueta", apuntó.

Asimismo, recordó que su partido necesita una reflexión y que "no pasa nada" por cuestionar la propia manera de gobernar. "Cuando a uno le da una colleja, siempre significa y debe significar algo. Tanto si el PP gobierna como si va a la oposición, debe tener siempre en cuenta la opinión del PSOE y ejercer una función de oposición participativa y responsable", agregó.

Con respecto a una posible cesión del Consistorio al candidato de UM, Miquel Nadal, por parte del PP, De Santos descartó esta posibilidad porque, afirmó, "UM no lo está pidiendo como partido con carácter general y además la ciudadanía no entendería que gobernara una formación con sólo 6.000 o 7.000 votos". "Pactos que no entiende la gente, no hay que aceptarlos. Sería más de lo mismo que ha pasado en el Consell y UM no lo quiere. Otra cosa son las aspiraciones que Nadal tenga como candidato", añadió.

"Si se cierran los pactos respetando la representatividad será bueno. Se habla de pactos basados en contenidos, áreas de gobierno y programas en lugar de en presidencias. Quizá también UM ha aprendido que no hay por qué ser odiado sin necesidad y que las estrategias de querer conseguir tanto protagonismo, más que poder, no son buenas para nadie", continuó.

"RESPONSABLE SÍ, CULPABLE NO"

Preguntado por si las duras críticas vertidas por él contra el Consell de Mallorca gobernado por UM han podido dificultar un pacto postelectoral de éste partido con los 'populares', dijo sentirse "responsable, pero no culpable" porque cualquier opinión la expresó previamente en el ámbito interno de su partido.

"Sí me siento responsable de no haber sido capaz de trasladar fielmente el sentir de la gente en la calle, que no quiere esos enfrentamientos en los que a veces yo sí he caído. Siento que haya parecido que mis críticas iban en contra de un partido o de una ideología concretas porque realmente eran contra una manera de gobernar, tres sobre 33", aclaró.

Finalmente pidió disculpas a "todas las personas que hayan podido sentirse ofendidas o desplazadas por el Ayuntamiento y el área de Urbanismo en particular". Con respecto a su futuro, reiteró que no tiene "ninguna aspiración de volver a la política", pero sí de seguir trabajando "desde un punto de vista más social".