7 de agosto de 2020
19 de mayo de 2010

Antich acudirá el lunes a la comparecencia que Montilla realizará en el Senado para defender el Estatut

PALMA DE MALLORCA, 19 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Govern, Francesc Antich, acudirá el próximo lunes 24 de mayo a la comparecencia que su homólogo catalán, José Montilla, realizará en la Comisión General de Comunidades Autónomas en el Senado para defender el Estatut y debatir la renovación pendiente desde hace más de dos años de los cuatro magistrados del Tribunal Constitucional que elige la Cámara.

La asistencia de Antich, que fue confirmada a Europa Press por fuentes del Ejecutivo balear, podrá tener lugar porque los representantes de las Comunidades Autónomas tienen la oportunidad de acudir a la reunión según el reglamento de la Cámara.

La Mesa del Senado recibió el pasado 4 de mayo la solicitud del presidente catalán para comparecer en la Comisión General de Comunidades Autónomas, intervención que tendrá un coste de 6.500 euros, el montante habitual cada vez que se reúne este foro para hacer posible el uso de todas las lenguas cooficiales.

La Comisión General de Comunidades Autónomas es el único órgano de la Cámara Alta en el que está permitido el uso del catalán, el euskera, el gallego y el valenciano, además del castellano, por lo que para sus convocatorias es necesario contratar a un total de siete traductores (dos por idioma excepto para el valenciano, que sólo se contrata uno).

Estos medios tienen un coste total de 6.500 euros que permitirán que todos los asistentes puedan intervenir, si lo desean, en cualquiera de las lenguas del Estado. Gracias a ello, el propio Montilla podrá realizar en catalán su intervención inicial reclamando la renovación de los magistrados del Tribunal Constitucional cuyo mandato está caducado desde hace más de dos años.

Esta comparecencia se realizará en pleno debate sobre la ampliación del uso de las lenguas en el Senado. El Pleno de la Cámara aprobó el pasado mes de abril la toma en consideración de una iniciativa de senadores de todos los grupos, excepto PSOE y PP, en este sentido que ahora se encuentra en fase de enmiendas.

Esta propuesta de reforma del Reglamento está en fase de negociación por todos los partidos. Las condiciones iniciales del PSOE para darle su visto bueno es que el uso de todas las lenguas se limite al Pleno de la Cámara y que no se utilice en la sesión de control y las iniciativas legislativas, que no tenga coste adicional y que la medida no se traslade también al Congreso.