23 de octubre de 2019
18 de abril de 2010

Antoni Riera advierte que Baleares ha "descuidado" su capacidad de exportar y su capital productivo

Considera que las familias de las islas deberían ahorrar para salir mejor de la crisis económica

PALMA DE MALLORCA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El director del Centre de Recerca Econòmica (CRE), Antoni Riera, advirtió que, durante la época de bonanza económica, la comunidad balear descuidó tanto su capacidad de exportar como su capital productivo -instalaciones y maquinaria-, de manera que desatendió "lo fundamental de la economía" al crecer mediante una "mutación demográfica y paisajística".

El catedrático del Departamento de Economía aplicada de la Universitat de les Illes Balears (UIB) explicó que se desatendieron las exportaciones en las islas porque entonces no había esa "necesidad" al existir la suficiente "demanda interna". Por ello, según indicó, Baleares ahora tendrá que mejorar su competitividad y vender en los mercados internacionales.

Riera, quien realizó un símil entre la crisis y el hecho de estar en un avión durante unas turbulencias, consideró que las islas "aterrizarán" de una forma u otra en función de las determinaciones que adopte actualmente sobre su estructura económica, decisiones que deben pasar por la "reflexión, transformación y el consenso", así como la "competitividad, sostenibilidad y cohesión social", señaló durante la conferencia 'La crisis económica en Baleares'.

El experto advirtió que, una vez se produzca el "aterrizaje", se acentuarán las diferencias entre pobres y ricos. Asimismo, lamentó la "mutación demográfica y paisajística" experimentada por las islas y señaló que la comunidad tendría que haber crecido "de otra manera".

En este sentido, apuntó que en los años 60 la islas crecieron debido a la "fuerte inversión empresarial" que le llevó a que un trabajador de Baleares tuviese un 60 por ciento más de equipamiento que en el resto de España, porcentaje que en 2008 sufrió un gran descenso hasta llegar al 2 por ciento, ya que el dinero que había se destinaba a la construcción, explicó. Así, señaló que las islas "hubiesen tocado techo" igualmente, incluso en el caso de que no hubiese habido la burbuja inmobiliaria.

Riera afirmó que las familias de Baleares son de las "más endeudadas" por lo que defendió la necesidad de que ahorren, al entender que, a pesar de que esto pueda generar que se salga más tarde de la crisis, "más importante que cuando salir, es cómo saldremos", sentenció.