21 de octubre de 2019
  • Domingo, 20 de Octubre
  • 27 de agosto de 2014

    Aprender a nadar a edades tempranas es clave para el entretenimiento y la seguridad

    PALMA DE MALLORCA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) - -

    El agua es uno de los medios que más divierten a los bebés, y en el que grandes y pequeños disfrutan por igual de juegos y risas, por lo que es necesario familiarizarles con las piscinas y el mar lo antes posible, potenciando de esta manera su entretenimiento y seguridad.

    Y es que el ocio acuático es una de las actividades preferidas por los más pequeños. Por ese motivo, Aspro Parks, empresa en la que se integra el parque acuático Aqualand El Arenal, ofrece unos sencillos consejos para enseñar poco a poco a los niños lo divertido que puede ser nadar.

    Así, se señala que el primer contacto con las piscinas puede darse desde muy temprana edad. A partir de los seis meses los padres pueden meter a sus hijos en las piscinas haciendo que se sientan seguros y tranquilos con ellos en el agua.

    Por si sienten miedo las primeras veces, es importante dejarles ver cómo hay otros niños alrededor jugando en la piscina con sus padres, e incluso permitirles que introduzcan juguetes con ellos para que vean cómo flotan en el agua. Por otro lado, el padre ha de tratar de coger al niño por las axilas, dejando libres sus piernas y brazos para que puedan moverlas libremente y adoptar poco a poco la posición horizontal necesaria para la natación.

    En las primeras fases del aprendizaje, cuando los niños son algo más mayores, entre 2 y 4 años, es necesario que se ayuden de elementos que les mantengan a flote, como las tablas de corcho. La edad a la que finalmente se arranquen a nadar depende de cada niño, y es que tiene que ver con su psicomotricidad, valentía y decisión.

    Una vez que saben nadar, las piscinas, el mar o los parques acuáticos se convierten en uno de los lugares favoritos de los más pequeños para disfrutar de su tiempo de ocio con la familia y amigos.

    Aspro, el mayor operador de centros de ocio de Europa, fue fundado en 1991 y desde entonces ha conseguido constituir una compañía que integra a 60 centros en once países. En el año 2013 el Grupo Aspro Parks empleó 1.600 personas, que en temporada alta llegan a ser más de 3.000.

    España cuenta con doce de esos parques, tanto acuáticos como zoológicos, marinos y acuarios, que se reparten entre Cataluña, Baleares, Andalucía y Canarias y que reciben a lo largo del año casi cuatro millones de personas.