18 de octubre de 2019
15 de febrero de 2009

Los arquitectos de Baleares advierten de que la edificación "no va a dar muestras de mejora" antes del verano de 2011

Creen que el decreto turístico, el Plan Renove y las ayudas a los ayuntamientos han llegado un "poco tarde", aunque "paliarán en cierta medida la crisis"

PALMA DE MALLORCA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Baleares, Luis Corral, advirtió hoy de que el sector de la edificación en las islas "no va a dar muestras de mejora" antes del verano de 2011, de forma que consideró que el decreto turístico y las ayudas del Gobierno central a los Ayuntamientos para que realicen obras públicas "no son suficientes para salir de la crisis".

En declaraciones a Europa Press, Corral señaló que en 2008, la construcción de viviendas se redujo en un 66 por ciento, respecto al pasado ejercicio, lo que se tradujo en una disminución de un 45 por ciento en el número de metros cuadrados construidos en Baleares.

Así, indicó que la crisis ha provocado una "importante caída" en la actividad del sector de la arquitectura y reconoció que no ve que la situación sea "mejorable en un futuro inmediato", de forma que los arquitectos "no empezarán a ver signos de mejora hasta finales de 2010, mientras que el resto de la edificación deberá esperar al verano de 2011".

El único rayo de esperanza que ven los arquitectos, según Corral, son el decreto turístico, el plan renove del sector turístico y las ayudas económicas del Ejecutivo central a los Ayuntamientos, que, a su juicio, "paliarán en cierta medida la situación de crisis", a pesar de que estas medidas "han llegado un poco tarde".

Además, aseguró que teniendo en cuenta la "intensidad" de la crisis, estas iniciativas de las instituciones públicas "no son suficientes". Por otro lado, señaló que los arquitectos de Baleares "viven la crisis desde junio de 2007", cuando en las islas finalizó la "euforia" en el sector de la construcción que se había iniciado en el 2006 con unos niveles de edificación "altísimos que difícilmente se van a volver a producir".

SIN NUEVOS PROYECTOS DESDE JUNIO DE 2007

En esta línea, detalló que en junio de 2007 los arquitectos dejaron de recibir encargos, de forma que se limitaron a realizar los proyectos que habían llegado con anterioridad y cuyos trabajos finalizaron en 2008. Fue entonces, según recordó, cuando en junio del pasado año, los profesionales de la arquitectura del archipiélago alertaron de la situación de crisis y reclamaron una intervención de la administración pública, con el fin de "activar" el sector.

De esta manera, Corral resaltó que las últimas actuaciones del Govern y el Ejecutivo central son "ejemplos de lo que realmente se tiene que hacer", ya que "además de reconocer la situación de crisis, era necesario que las instituciones públicas pusieran dinero encima de la mesa para poder afrontarla teniendo en cuenta que el sector privado de la edificación está absolutamente caído".

Por otra parte, vaticinó que la crisis va a servir para introducir cambios en el sector de la arquitectura, de manera que "se va a generar una nueva forma de ejercer esta profesión". Concretamente, apuntó que ya no va a existir una "densidad excesiva" de arquitectos autónomos y liberales en Baleares, sino que se van a crear empresas de arquitectura con un número determinado de profesionales asalariados.

Así, Corral recordó que mientras en otros territorios, como Cataluña, la Comunidad Valenciana o la Comunidad de Madrid el 50 por ciento de los arquitectos eran asalariados, en Baleares este fenómeno ha sido "mínimo" durante los últimos años, debido al "ansia" de muchos profesionales de trabajar de manera autónoma e independiente ante la existencia de un gran número de proyectos.