9 de diciembre de 2019
  • Domingo, 8 de Diciembre
  • Sábado, 7 de Diciembre
  • 28 de junio de 2010

    Los baleares se gastarán una media de 70 euros en las rebajas de verano, un 22% menos que en 2009

    MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

    Los ciudadanos de Baleares se gastarán una media de 70 euros por persona en las compras de las rebajas de verano, lo que supone un descenso del 22% con respecto al año pasado --dado que el gasto medio fue de 90 euros en 2009-- y supone el registro más bajo de los últimos cinco años.

    Así lo pone de relieve el estudio elaborado por la Federación e Usuarios-Consumidores Independientes (FUCI) que a nivel nacional cuantifica un gasto medio de 65 euros por persona durante el periodo de rebajas, es decir, un 27% menos que en 2009. En este sentido, Baleares supera en cinco euros la media nacional.

    Esta radiografía de los consumidores ha sido realizado mediante una encuesta a más de 2.500 consumidores entre el pasado mes de mayo y la primera quincena de junio, con el objetivo de conocer el clima con el que se afrontan las rebajas que se generalizará por todo el territorio nacional el próximo 1 de julio, a excepción de Baleares donde no empezarán hasta el día 7 de ese mes.

    Por comunidades, Madrid, Cataluña y Valencia serán las autonomías más consumistas, mientras que Canarias, Galicia y Extremadura serán las que menos gasto harán durante los dos meses que duran las rebajas.

    Respecto a las medidas de ahorro previstas, el 34% de los consumidores evitará las marcas, un 27% comprará lo que estás más rebajado y un 35% sólo lo que necesitan.

    Por lo que atañe a las decisiones de compra, sólo uno de cada tres españoles comprará algo en rebajas, siendo el porcentaje mayor en el caso de las mujeres (63%) que en el de los hombres (35%).

    La ropa y complementos siguen siendo los artículos más demandados en rebajas por los consumidores, aunque los hombres muestran un interés creciente en artículos de informática.

    Para la presidenta de FUCI, Agustina Laguna, "estos datos evidencian la crisis que sufren los consumidores españoles que han pasado de ir a las rebajas para renovar su vestuario a comprar lo absolutamente imprescindible por su maltrecha economía".

    Asimismo, Laguna considera que "el hecho de que las rebajas coincidan con el incremento del IVA en dos puntos, lo que supondrá unos 260 euros anuales, explica esta regresión en el gasto que no va a poder frenar ni los agresivos descuentos que los comercios van a hacer".