24 de mayo de 2019
  • Jueves, 23 de Mayo
  • 1 de julio de 2010

    Baleares registra, con un 2,4%, la mayor subida en el precio de la vivienda usada en España durante el segundo trimestre

    PALMA DE MALLORCA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    El precio de la vivienda de segunda mano en Baleares se ha situado en una media de 2.286 euros por metro cuadrado en el segundo trimestre del año, lo que supone un aumento del 2,4 por ciento con respecto al cierre del año pasado y coloca a las islas como la comunidad con mayor incremento del país en este periodo, situación que ya se registró durante los tres primeros meses del año, según el informe de precios del portal 'idealista.com'.

    Según éste, los municipios de las islas han tenido un comportamiento desigual durante el segundo cuarto del año, de manera que Llucmajor ha experimentado la subida más importante de Baleares (4,1 por ciento; 1.948?/m2), seguido por Calvià (3,8 por ciento; 2.750?/m2), Mahón (3,2 por ciento; 2.194 euros/m2) y Palma (2,3 por ciento, 2.333 euros/m2).

    Por otra parte, los descensos más destacados son los registrados en San Josep de sa Talaia, en Ibiza, (-3,2 por ciento; 2.641 euros/m2) e Inca (-2 por ciento).

    Así, los municipios más económicos de los analizados en las islas son Inca, donde los propietarios piden un media de 1.548 euros/m2 y Llucmajor (1.948 euros/m2), los dos únicos con el precio medio de su metro cuadrado por debajo de los 2.000 euros. El más exclusivo es Ibiza, con 2.896 euros/m2

    Según el jefe de estudios de 'idealista.com', Fernando Encinar, la subida del IVA en la viviendas de obra nueva a partir de hoy, la eliminación de la deducción fiscal a salarios superiores a 24.000 euros a partir de 2011 y la "falsa sensación de que lo peor ha pasado están actuando como diques de contención al necesario ajuste del precio de la vivienda" puesto que, en lugar de "bajar de manera significativa sigue reduciéndose a cuenta gotas".

    Para el responsable de idealista.com el ajuste de los precios no ha terminado, por lo que "nos enfrentamos al dilema de seguir asistiendo a ajustes imperceptibles durante años o a un ajuste significativo que devuelva los precios a niveles de accesibilidad para la mayor parte de los compradores", expone Encinar.