22 de noviembre de 2019
  • Jueves, 21 de Noviembre
  • 1 de julio de 2014

    CCOO dice que el vigilante de seguridad de Es Pinaret que denunció a unos compañeros sufre un "infierno" a nivel laboral

    PALMA DE MALLORCA, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

    CCOO ha asegurado este martes que el vigilante de seguridad del centro de menores de Es Pinaret que denunció a unos compañeros que realizaban supuestas "actividades neonazis" ha sufrido desde entonces, pese a que éstos fueron destinados a otras instalaciones, "un auténtico infierno hasta el punto de que tuvo que solicitar la baja temporal por motivos psicológicos".

    Según ha informado el sindicato en un comunicado, "el último día del culebrón" fue este lunes cuando la gerente del centro "en una actitud absolutamente injustificada y revanchista, habría denegado a este trabajador la reincorporación a su puesto de trabajo en Es Pinaret".

    CCOO ha explicado que el trabajador finalizaba este lunes sus vacaciones, que le fueron asignadas tras la baja laboral de larga duración por motivos psicológicos. Asimismo, ha señalado que este trabajador no había tenido "ningún comportamiento reprochable" en su trabajo ni a una mala praxis que justifique esta decisión.

    Por todo ello, ha advertido que si esta "arbitrariedad" se llevase a cabo, la Federación de Construcción y Servicios adoptará medidas y no descartan la convocatoria de movilizaciones en los accesos al centro de menores.