19 de junio de 2019
13 de junio de 2019

La Compañía Nacional de Danza cierra la 33 Temporada de Ópera y Danza con Don Quijote

PALMA DE MALLORCA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Compañía Nacional de Danza pondrá el punto y final a la 33 Temporada de Ópera y Danza del Teatre Principal con el ballet Don Quijote, una creación de José Carlos Martínez, con música de Ludwig Minkus, y que se inspiró en las versiones de Marius Petipa y Alexander Gorski.

Según ha informado el Teatre Principal en un comunicado, Don Quijote se representará en la Sala Grande el sábado 15 de junio a las 20.00 horas y el domingo 16 a las 19.00 horas y contará con la actuación de la Orquesta Sinfónica de Baleares, que en esta ocasión estará dirigida por Manuel Coves.

Este Don Quijote, estrenado en diciembre de 2015 en el Teatro de la Zarzuela de Madrid, llega ahora al Teatre Principal de Palma avalado por una trayectoria de cuatro años gira.

Este espectáculo coreográfico ha sido presentado este jueves por Mònica Pérez, directora adjunta del Teatre Principal, que ha estado acompañada por José Carlos Martínez, director de la Compañía Nacional de Danza y también responsable del montaje, y por Manuel Coves, que estará al frente de la Sinfónica de Baleares.

Pérez ha recordado que la Compañía Nacional de Danza es "la institución estandarte en la defensa de la danza desde el sector público y siempre desde la excelencia" y ha destacado "la necesidad de que la CND volviera al Principal después del gran éxito que tuvieron las funciones de Carmen de Johan Inger hace dos temporadas".

Con Don Quijote, la Compañía Nacional de Danza ha vuelto al ballet clásico, ausente durante 25 años de su repertorio. Este retorno al ballet clásico es una apuesta personal de José Carlos Martínez que ahora, precisamente, termina su periodo de ocho años como director de la compañía estatal de ballet.

"Quería que la CND volviera al ballet clásico y quería que lo hiciera con un título español. Por eso opté por Don Quijote, pero haciendo algunos retoques como acelerar algunos tempos y dotarlo de algunos matices procedentes de mi formación francesa", ha explicado Martínez.

Por su parte, Manuel Coves ha subrayado la importancia y a la vez la dificultad de la Sinfónica a la hora de enfrentarse a un ballet como Don Quijote. "Cuando diriges una ópera hay una conexión, un feedback con los solistas. Formas un equipo con ellos. Con el ballet no es así, por eso tienes que ser muy preciso, es más complejo, tiene que haber una garantía absoluta de confianza para los bailarines", ha explicado.

Contador

Para leer más


Lo más leído en Islas Baleares