29 de febrero de 2020
11 de junio de 2018

El Consell de Menorca adquirirá el poblado talayótico de Son Catlar por 580.000 euros

MENORCA, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Informativa de Economía del Consell Insular de Menorca ha aprobado este lunes la adquisición por parte de la institución insular del poblado talayótico de Son Catlar, que ocupa una extensión de 3,75 hectáreas y es el único de la Isla que conserva todo el perímetro de las murallas.

El conseller de Cultura y patrimonio del Consell menorquín, Miquel Àngel Maria, ha destacado que con la adquisición de este poblado, que tendrá un coste de 580.044 euros, se refuerza la candidatura de la Menorca Talayótica a Patrimonio Mundial de la Unesco.

La principal característica de este poblado es el estado de conservación de la muralla, que única ya no solo en la Isla, sino en Baleares y en el conjunto de la Mediterránea occidental, según ha destacado la institución menorquina este lunes en un comunicado.

La muralla, que fue objeto de un estudio de la Universidad de Alicante en el año 2015, fue construida en el siglo VI a.C. y hacia el siglo III a.C. se le añadieron sistemas defensivos nuevos y desconocidos en la cultura talayótica como torres avanzadas, garitas y plataformas de artillería, relacionadas con las Guerras Púnicas, que enfrentaron Roma y Cartago.

La estructura de la muralla tiene una longitud de 900 metros, una altura máxima de tres metros y una anchura máxima de seis metros, mientras que el interior del poblado alberga toda la tipología arquitectónica de los poblados talayóticos. Así, se conservan diversos talayots y un recinto de 'taula' que, a diferencia del resto de los conocidos hasta el momento, tiene dos portales de acceso en la fachada.

El hecho de que se hayan conservado las murallas ha favorecido la conservación de los elementos arquitectónicos del interior del poblado, lo que permitirá, según han destacado desde el departamento de Patrimonio, estudiar el urbanismo del final de la época talayótica.

Al interés científico hay que añadir las ventajas que la adquisición tendrá a la hora de fomentar las visitas del público al poblado que, junto al de Torre d'en Galmés, es uno de los mejores conservados de Menorca.

Para leer más