31 de marzo de 2020
16 de diciembre de 2008

El Consell de Menorca aprueba un presupuesto de seis millones de euros para el consorcio que gestiona los residuos

MENORCA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

La junta de gobierno del Consorcio de Residuos Urbanos y Energía de Menorca aprobó hoy un presupuestos de seis millones de euros para el próximo año, según explicó hoy la consellera de Economía y Medio Ambiente, Antònia Allès.

Este consorcio, que está formado por el Consell y los ocho ayuntamientos de la isla, gestiona el tratamiento de los residuos de la isla y tiene como principal proyecto de cara al próximo año, tal y cómo indicó la propia consellera, la reforma de la planta de Es Milà.

Se trata de la única planta de tratamiento de residuos que tiene Menorca y su importancia es vital para la gestión de la basura en la isla.

Para el 2009 las cuentas del consorcio prevén una inversión para su reforma de dos millones y medio de euros, dos de los cuales provendrán de fondos europeos y el otro medio millón del propio organismo insular.

Según el director insular de la Reserva de la Biosfera, Josep Suárez, la reforma se hace necesaria ya que estaba previsto que la planta recibiera unas "27.000 toneladas de residuos al año y hoy por hoy esta recibiendo más de 50.000".

Además, otro de los motivos que hace necesaria su reforma según Suárez, es que sólo tiene una línea de tratamiento de residuos lo que significa que si pasara algún problema técnico se paralizaría toda la planta.

Con esta nueva inversión, el Consell pretende poner en marcha una segunda línea de tratamiento que tiene que permitir que en caso de fallar una de líneas, la otra pueda seguir funcionando.

Entre las partidas incluidas en el presupuesto del año 2009, el consorcio prevé casi un millón de euros para gestionar los vertederos municipales. La importancia de esta partida responde al hecho que hasta este año estos vertederos habían estado en construcción y en 2009 empezarán a funcionar.

Los ocho municipios de Menorca han construido o están en proceso de construcción de un vertedero municipal para gestionar los residuos de cada localidad. Construidos la mayoría de ellos con fondos europeos, el Consell pretende que a partir del año que viene se gestionen de "forma mancomunada".

ESTUDIAN SANCIONES

Por lo que se refiere a la planta de residuos des Milà, la consellera de Economía y Medio Ambiente, también anunció que se están planteando la posibilidad "de prohibir" que se viertan los residuos provenientes del sector de la construcción.

De hacerse efectiva esta prohibición, significaría que partir de entonces todos los residuos que generara el sector de la construcción en Menorca tendrían que reciclarse y ser llevados a plantas específicas de tratamiento de escombros.

Esta prohibición surge porqué, según precisó la consellera, el Consell ha detectado que 13 camiones inspeccionados que llevaban escombros a Es Milà no cumplían con la normativa.

Allès añadió que ahora los servicios jurídicos del Consell están analizando la posibilidad de "sancionar" a las empresas responsables de dichos vehículos.