21 de enero de 2020
  • Lunes, 20 de Enero
  • 13 de diciembre de 2019

    El Convent de Ses Caputxines muestra su patrimonio etnológico recuperado con el apoyo del Consell

    El Consell aportará 364.000 euros a Ses Caputxines durante 2020 para su rehabilitación y difusión

    El Convent de Ses Caputxines muestra su patrimonio etnológico recuperado con el apoyo del Consell
    Muestra del patrimonio etnológico de Ses Caputxines. - OBISPADO DE MALLORCA

    PALMA DE MALLORCA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

    El Convent de Ses Caputxines ha mostrado este viernes su patrimonio etnológico formado por piezas de cerámica recuperadas con el apoyo del Consell de Mallorca, en una presentación del tradicional belén a la que ha asistido la vicepresidenta y consellera de Cultura, Patrimonio y Política Lingüística, Bel Busquets.

    Este año, además del belén se abrirá una exposición temporal con esta muestra de patrimonio, según ha informado el Consell en una nota de prensa.

    La directora insular de Patrimonio, Kika Coll, ha destacado las inversiones que se llevarán a cabo el próximo año. Con el dinero del 1 por ciento cultural se podrá restaurar el retablo mayor del convento. Además, el Consell aportará 364.232 euros durante 2020 para llevar a cabo la rehabilitación de espacios y terminar el inventario de bienes.

    Esta aportación extraordinaria coincidirá con el 25º aniversario del inicio del proyecto de restauración del conjunto cultural.

    El comisario de la exposición, Jaume Llabrés, ha apuntado que la exposición de cerámica tiene casi un valor documental, ya que "explica una manera de vivir que traspasa los muros del convento y que podría explicar también la vida y la cultura mallorquina".

    Por su parte, el vicario general de Mallorca, Antoni Vera, ha resaltado la colaboración entre el Obispado y el Consell.

    La exposición del Belén se podrá visitar a partir del 14 de diciembre. Las despensas de Ses Caputxines forman un conjunto singular de la arquitectura tradicional mallorquina -construido entre 1687 y 1719- exclusivamente para la conservación y manipulación de alimentos, con el correspondiente ajuar y mobiliario. Todos estos espacios están cubiertos por bóvedas de piedra y se extienden por debajo del refectorio y la cocina.