28 de enero de 2020
17 de junio de 2014

Cort reforzará la presencia policial en las zonas turísticas del Centro, Cala Major y Playa de Palma

PALMA DE MALLORCA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

Cort ha adelantado que aumentará la vigilancia policial en las zonas turísticas, aplicará las sanciones que contempla la ordenanza cívica y reforzará la coordinación con la Policía Nacional, especialmente en las zona turística del centro de Ciutat, Cala Major y Playa de Palma, con el objetivo de poner freno a la venta ambulante ilegal.

Así se ha acordado tras la reunión mantenida este martes entre el teniente de alcalde de Turismo y Coordinación Municipal, Álvaro Gijón; el regidor de Seguridad Ciudadana, Guillermo Navarro, con las patronales de los comercios de Palma.

En la reunión también han estado presentes la teniente de alcalde de Comercio, Trabajo, Juventud y Participación, Esperanza Crespí; la regidora de Sanidad y Consumo, Rosa Llobera; el presidente de la patronal Afedeco, Pau Bellifante; el presidente de Pimeco, Bernat Coll; y representantes de sectores del comercio palmesano.

Tras la reunión, Navarro ha subrayado que el Ayuntamiento de Palma es consciente de la problemática que para el comercio genera la venta ambulante ilegal, principalmente en las zonas turísticas "por lo que nos hemos comprometido a realizar un conjunto de modificaciones en la forma de actuar de la Policía Local y alcanzar una mayor coordinación con la Policía Nacional".

"Acabamos de presentar la campaña de verano en la Playa de Palma que contempla un aumento importante de agentes locales en esa zona y este incremento también se producirá en todas las otras zonas turísticas como el centro de Palma y Cala Major", ha aseverado Navarro, quien además ha recordado que "hasta la fecha, hemos estado informando de la nueva ordenanza cívica, normativa que no solo contempla sanciones contra la venta ambulante ilegal sino que también sanciona al quien compra el producto a estos vendedores.

Asimismo, ha recordado que disponen de unos trípticos en los que se informa de esta ordenanza, trípticos que los comerciantes también ayudarán a distribuir ya que "el objetivo es acabar con este tipo de venta ambulante ilegal", ha aseverado.

SOLICITUD ANTE DELEGACIÓN DE GOBIERNO

Por su lado, Bellifante, ha destacado que la venta ambulante "está perjudicando a los comercios legales que pagan sus impuestos y que incluso se ven sometido a presiones de estas personas que molestan a los turistas".

Bellifante adelantó que tienen intención de solicitar a la Delegada del Gobierno, Teresa Palmer, que arbitre las medidas necesarias "para que se produzca una mayor coordinación entre los cuerpos policiales para actuar contra esta venta ambulante".

Por último, Coll ha resaltado que han reclamado al Ayuntamiento de Palma que aplique la ordenanza cívica, ya que los comerciantes no pueden soportar más este tipo de venta ambulante. "Cort debe actuar con la misma voluntad en el centro como lo hace en la Playa de Palma", ha concluido.